• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Un corto recorrido a pie por Bilbao

La escultura de la araña “Mamá”, de Louise Bourgeois / Foto Pixabay

La escultura de la araña “Mamá”, de Louise Bourgeois / Foto Pixabay

La ría de Bilbao lo lleva por los más emblemáticos barrios, solo debe seguir la orilla para conocer la belleza de esta ciudad española

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ruta se empieza por el Museo Guggenheim de Bilbao, obra del estudio de Frank Gehry, construido en la década de 1990. Entrar al recinto es como ingresar en un mundo mágico, un espacio que desafía las leyes de gravedad con la escultura Puppy, de Jeff Koons, en la entrada y la imperdible sala permanente de Richard Serra.

A la salida del museo se puede ver la impactante escultura de la araña “Mamá”, de Louise Bourgeois, y siga caminando debajo del Puente de la Salve por el paseo Uribitarte hasta el puente Calatrava, símbolo de la “nueva” Bilbao. Desde este ícono se pueden apreciar los edificios Isozaki Atea, del arquitecto japonés Arata Isozaki.

Hay que saber que la orilla izquierda es donde creció la ciudad a partir del siglo XIX, mientras que la orilla derecha representa los orígenes de Bilbao. Así que luego de ver lo moderno, toca retroceder en el tiempo, coger la ruta derecha y llegar al ayuntamiento, frente al cual está la escultura “Variante ovoide de la ocupación de la esfera“. Será turno luego del paseo del arenal, una ruta con bellas casas históricas, la iglesia barroca de San Nicolás del siglo XVIII y el mítico Teatro Arriaga.

La ruta sigue por la calle Correo para entrar en el Casco Viejo. Esta villa nació hace 700 años y no ha perdido su carácter. Este histórico centro medieval comprende las llamadas “siete calles”, con preciosas iglesias como la gótica catedral de Santiago. El espíritu de un pueblo pequeño es el que se siente. Un pueblo donde los niños juegan y los vecinos conversan.

A la orilla de la ría está el Mercado de la Ribera y el puente San Antón, que está en este mismo lugar desde 1300. Desde aquí se pueden contemplar las casas y los balcones recuperados del barrio de Bilbao la Vieja, que se aprecia del otro lado del río y en donde nacen las nuevas tendencias.