• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cinco consejos para no dañar los sentimientos de tu pareja

Si quieres criticar a tu pareja, hazlo siempre en privado / Foto: Getty Images

Si quieres criticar a tu pareja, hazlo siempre en privado / Foto: Getty Images

Criticarlo frente a los demás o hacerle bromas privadas en público son cosas que erosionan la relación 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Muchas mujeres piensan que los hombres son muy fuertes en lo sentimental y que es difícil que se resientan por alguna palabra o acción. Pues se equivocan.

Si bien en algunas ocasiones no demuestran mucho que estén dolidos por algo, hay que saber que la procesión va por dentro. A continuación cinco consejos para evitar dañar sus sentimientos.

1. No lo critiques frente a los demás

Hay que saber que todos en cualquier momento nos podemos equivocar en algún tema determinado. Si sientes que tu pareja lo ha hecho, espera el momento ideal para decírselo y no lo hagas frente a la gente.

2. No le eches la culpa de todo

Puede ser que en algún momento de la relación hagan las cosas por rutina y no lo disfruten tanto. En ese caso, en lugar de decir “no la paso bien contigo”, puedes decirle “siento que no estamos haciendo las cosas como antes, podemos tratar de cambiar”. Asegúrate de hacerle ver que el problema es de los dos y no solo de él.

3. Aprecia cada detalle

Los hombres en muchas ocasiones están llenos de detalles. Traerte una flor o abrirte la puerta del carro son pequeñas cosas que ellos hacen esperando que sean valoradas. Dale importancia a cada hecho y que él se dé cuenta que lo disfrutaste.

4. No hagas bromas privadas en público

Existen algún tipo de bromas que son exclusivas de ustedes dos y de nadie más. Esas pequeñas cosas que los unen en la intimidad deben quedar ahí y no decirse en público, pues pasará un momento incómodo.

5. No te vayas a extremos en las discusiones

Evita utilizar las palabras “nunca” y “siempre”. Por ejemplo, no está bien que le digas “siempre llegas tarde” o “nunca me llamas”, cuando no es verdad. Traten de hablarlo de manera calmada.