• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cuatro claves para cuidar tu columna

Seven: todo el ejercicio necesario en 7 minutos / La Nación/Argentina/GDA

Un dolor que persiste más allá de una semana y que tienen una intensidad que hace que la persona tenga que estar tomando algún tipo de analgésico, es un dolor que se debe investigar / La Nación/Argentina/GDA

Un traumatólogo asegura que los vicios posturales son el origen de la mayoría de los problemas que afectan a esa parte del cuerpo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las personas no cuidan su columna, nadie destina tiempo para eso", lanza convencido Fernando Larraguibel, traumatólogo especialista en ella. Algo sin duda preocupante, si se considera que la columna es el sostén de nuestro cuerpo y cualquier problema que la afecte inmediatamente repercute en la calidad de vida de las personas, pero también en cómo se ven. Claro, porque si hay un dolor en el cuello, la persona que lo padece anda "tiesa"; y si es la cintura la que molesta, camina "chueca". Nada bonito.

Según Larraguibel, gran parte de los problemas que afectan a la columna tienen su origen en vicios posturales. Así, por ejemplo, el dorso curvo o "jiba" en las mujeres se debe muchas veces a que existe una hipertrofia mamaria (busto demasiado grande), que se intenta esconder llevando los hombros hacia adelante. Algo similar ocurre con quienes trabajan frente a un computador y miran todo el día el teclado, lo que a la larga les origina problemas en la columna cervical que los hacen tener siempre su cabeza en dirección hacia el suelo.

"Son personas que llevan años y años con esas malas posturas, que van quedando como definitivas. Nadie les enseña cuál es la postura correcta para también verse bien estéticamente", sostiene el especialista.

 

Las claves del cuidado y cuándo consultar

Pero además de todas estas recomendaciones, Fernando Larraguibel sostiene que son tres los pilares fundamentales para mantener una buena salud de la columna. Estos son:

 

1.- Mantener un buen estado físico: el traumatólogo aclara que no se trata de ir al kinesiólogo todo el tiempo, sino que simplemente de realizar alguna actividad física de forma regular, es decir, por lo menos tres veces a la semana. "Actividades tan simples como caminar a paso rápido, andar en bicicleta o nadar, hacen trabajar todos los músculos de la columna y los va fortaleciendo, lo que a su vez evita que se produzcan los vicios en las posturas (…) porque lo que mantiene a la columna recta es una buena musculatura", explica el especialista.

2.- Evitar el sobrepeso: los kilos de más recargan la columna, dice Larraguibel. "Esto hace que los discos se vayan gastando y eso puede transformarse a la larga en una hernia de columna", agrega.

3.- Combatir el estrés: también la ansiedad y la depresión, todas enfermedades que se somatizan, transformándose en dolores ya sea en la columna cervical o en la lumbar. "Todo el mundo hoy en día tiene algún grado de estrés, pero la gente no sabe manejarlo. Hay que enseñar técnicas de psicorelajación y ayudarse eventualmente con algunos medicamentos que controlan esto. Las personas no se dan cuenta, pero las preocupaciones conscientes o inconscientes se somatizan en la columna", sentencia el médico.

4.- Otro punto importante relacionado a la salud de la columna es saber cuándo consultar. "Un dolor que persiste más allá de una semana y que tienen una intensidad que hace que la persona tenga que estar tomando algún tipo de analgésico, es un dolor que se debe investigar", enfatiza Larraguibel, y agrega: "Así, un buen traumatólogo especializado en columna puede hacer un buen examen y un buen estudio, para determinar si hay hernias o incluso otras enfermedades más graves, como un tumor".