• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

La cirugía que deja las piernas perfectas para la playa

Pueden colocarse un implante o dos, dependiendo del caso | Foto: El Mercurio

Pueden colocarse un implante o dos, dependiendo del caso | Foto: El Mercurio

Puede realizarse por razones estéticas o reconstructivas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Mis pantorrillas fueron un tema desde la infancia", confiesa Karla, y agrega: "Era una frustración ponerme la falda del colegio".

Esta mujer no duda en afirmar que durante su desarrollo, sus piernas flacas, eran algo que la acomplejaba y es por esto que cuando comenzó a trabajar, su prioridad fue buscar la forma de remediarlo. "Lo primero que hice fue averiguar y ver en qué consistía la cirugía de implante de pantorrillas (...) Cuando supe dije 'voy a invertir en esto', porque en realidad era un problema para mí", relató. Y así lo hizo: entró a pabellón y salió con sus piernas renovadas.

"Cada vez se han ido haciendo más frecuentes las consultas por este tipo de cirugía", sostiene Sergio Valenzuela, cirujano plástico de Clínica Lo Curro de Chile, y añade que puede hacerse por razones reconstructivas o estéticas. "Hay pacientes que tienen una pantorrilla más delgada que la otra, como por ejemplo aquellos que tienen secuelas de una poliomielitis; y otros que genéticamente las tienen más flacas y quieren aumentarlas", explicó. En este sentido, Valenzuela estima que un 75% de los interesados en hacerse el procedimiento son mujeres y un 25% corresponde a hombres. "En general son jóvenes, de entre 25 y 40 años", dice.

Existen dos opciones: poner sólo un implante por pierna o bien dos, cada uno en un gemelo. "Habitualmente se coloca uno, pero a veces cuando los pacientes quieren tener un poco más de volumen y que se les note bien el músculo, se ponen dos", indica el cirujano.

La operación en sí se realiza con anestesia espinal o general. "La incisión se hace por detrás de la rodilla, justo donde hay un pliegue natural de la piel. Es de entre tres y cuatro centímetros y por ahí se coloca el implante", indicó.

En relación a la recuperación, Sergio Valenzuela explica que los pacientes deben hacer reposo relativo por aproximadamente cinco días, aunque 24 horas después de la intervención pueden estar caminando "en forma pausada y tranquila". "Luego de una semana pueden empezar a caminar y a hacer sus actividades normales en forma paulatina.

Además, asegura que una vez completada la recuperación, la persona puede hacer una vida absolutamente normal, con actividades de todo tipo. "Hago todos los deportes -salgo a trotar, ando en bicicleta, juego fútbol, buceo- y no he tenido ningún problema.