• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Un catador ciego aprovecha gusto y olfato afinados

Henry "Hoby" Wedler | Foto: El Comercio

Henry "Hoby" Wedler | Foto: El Comercio

Las catas en la oscuridad lograron que los aficionados al vino lo miren de una manera distinta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Davis, California. Hoby Wedler nació ciego y con el don de la curiosidad hace 27 años. Wedler ha aprovechado ambas características —así como sus finos sentidos del olfato y el gusto— para desarrollar un paladar especializado que le han hecho merecedor de grandes elogios en la región vinícola de California.

Según la edición dominical del periódico The Sacramento Bee, ha aumentado la popularidad de la serie mensual "Catas en la oscuridad" de Wedler que tienen lugar en la bodega Francis Ford Coppola.

Los participantes, a los que se venda de los ojos, prueban y emiten un juicio igual que Wedler.

"Él ha dado nueva dimensión a nuestro campo y ha interesado a la gente para que mire al vino en una forma distinta. Se han derribado barreras", dijo Corey Beck, presidente y director de fabricación de vinos en la bodega Gayserville. "Aquí hay alguien que está ciego y es mejor para describir el vino que el 99,9% de los fabricantes".

Wedler también recibió peticiones para que pruebe cervezas y alimentos. La cervecería Sierra Nevada en Chico organizó un evento llamado "Tasting in the Dark" (Cata en la oscuridad) en el que Wedler fue el anfitrión.

Debido a que nació con un trastorno inusual, fue necesario extirparle quirúrgicamente los ojos. Su sentido del olfato es tan fino que puede distinguir los olores de diversas intersecciones en Davis. La ciudad misma, dice Welder, huele como alfalfa.

"Pongo mucha atención al detalle", señaló Wedler.

"Siempre me ha gustado confiar en mi sentido del olfato para que me indique el lugar donde me encuentro. No creo que sea mejor que el de las demás personas, pero me concentro en el olor y los sonidos del lugar, así que en ese sentido están más agudizados porque dependo de ellos".

Wedler trabaja y estudia 110 horas a la semana para obtener un doctorado en Química de la Universidad de California en Davis y dirige una organización sin fines de lucro que efectúa campamentos de Ciencias de tres días para personas ciegas. Fue homenajeado en la Casa Blanca por sus actividades que han inspirado a personas discapacitadas.