• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

6 alimentos que pueden ayudarte a prevenir el cáncer

Comer caraotas ayuda a prevenir el cáncer / Archivo

Comer caraotas ayuda a prevenir el cáncer / Archivo

Ésta es una de esas guías que hace a todos felices: son comidas ricas, sanas, baratas, fáciles de encontrar y que, además, te ayudan a prevenir enfermedades crónicas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La prevención del cáncer es una batalla que debe vivirse de 8 a 8; es decir, desde el desayuno hasta la cena, dice el director de investigación médica para la prevención y el tratamiento del cáncer de la Universidad de Québec. Y no está sólo, son centenares los estudios que vinculan a los alimentos y el peso de las personas con la prevención o -por el contrario- con la aparición de ciertos tipos de cáncer.

¿Quieres armas contra el cáncer?

Abre el refrigerador Para prevenir el cáncer, mira tu refrigerador. "Todos los estudios relacionados a nutrición y al cáncer recomiendan el consumo de alimentos vegetales, debido a sus fitonutrientes y otros componentes importantes".

- Brócoli y todos sus "primos": Diversos estudios mencionan a los crucíferos como la estrella de la lucha gastronómica contra el cáncer: coliflor, kale, arúgula, rábanos, coles de bruselas, repollo, wasabi, berros, etc. forman parte de este grupo. Dentro de sus propiedades están: proteger el ADN de las células, desactivar compuestos cancerígenos, efectos antibacterianos y antivirales, funcionan como antiinflamatorios e inhiben la irrigación (llegada de sangre) desde el cuerpo a los tumores.

¿Para qué es bueno?: Combatir el cáncer de colon y recto, pulmones, cérvico-uterino, de estómago, hígado, piel y de próstata. ¿Cómo y cuánto?: Se recomienda comer crucíferos todos los días y las opciones son muchas: desde una ensalada verde y dietética hasta una rica pizza. ¿Quién lo dice?: El Instituto Nacional del Cáncer de EE UU.

- Berries (frutos del bosque): Todos (en serio, todos) los berries están llenos de elementos beneficiosos para el organismo. Esto incluye frambuesas, arándanos, moras, zarzaparrillas, maquis, etc. Pero, en especial, las moras contienen una gran cantidad de compuestos que podrían disminuir la velocidad de crecimiento de las células "malignas" y también prevenir su aparición.

¿Para qué es bueno?: Combatir el cáncer de colon, esófago, boca y de piel. ¿Cómo y cuánto?: Se recomienda media taza de berries frescos al día. ¿Quién lo dice?: Gary D. Stoner profesor de medicina interna de la Universidad Estatal de Ohio.

- Tomates: Esta fruta es la mejor fuente de licopeno, un compuesto que da el color rojo a los vegetales. Este elemento podría detener el crecimiento de células cancerígenas endometriales.

¿Para qué es bueno?: Combatir el cáncer cérvico-uterino, de pulmones, próstata y estómago. ¿Cómo y cuánto?: Se recomienda comer cocidos (como una rica salsa de tomates casera (sin sal) o unos tomates asados para acompañar carne) ya que el calor de la cocina aumenta la cantidad de licopeno disponible para la absorción. ¿Quién lo dice?: Instituto del Cáncer de EE UU.

- Nueces: Esta deliciosa semilla contiene un tipo de colesterol especial que bloquea los receptores de estrógeno en las células cancerígenas, lo que frenaría su crecimiento. ¿Para qué es bueno?: Combatir el cáncer de próstata y mamario. ¿Cómo y cuánto?: Se recomienda comer 30 gramos al día. ¿Quién lo dice?: Elaine Hardman, profesora asociada de medicina de la Universidad Marshall en EE UU.

- Ajo: Sabroso, barato, versátil y... sano. El ajo tiene químicos que impiden la formación de sustancias cancerígenas en el estómago y en el intestino hasta en un 50%.

¿Para qué es bueno?: Combatir el cáncer de colon, esófago, estómago y de mamas. ¿Cómo y cuánto?: Se recomienda comer 1 diente al día (y, por qué no, encima de un delicioso y anticancerígeno tomate). ¿Quién lo dice?: Richard Béliveau, director del Laboratorio de Medicina Molecular del Hospital de Notre-Dame, en Canadá.

- Caraotas: Un estudio mostró que el consumo de este producto reduce drásticamente la tasa de aparición de varios tipos de cáncer, debido a la presencia de ácidos grasos de buena calidad que protegen al cuerpo de tejidos extraños. ¿Para qué es bueno?: Combatir el cáncer de colon y de mamas. ¿Cómo y cuánto?: Se recomienda consumir 1 taza de caraotas (idealmente secos, no enlatados) 3 veces por semana acompañado de otras verduras (y condimentados con ajo, claro). ¿Quién lo dice?: La Universidad de Michigan.

Lo que NO se debe comer

Todo bienhechor tiene un antagonista. Lo mismo pasa con los súper alimentos que disminuyen las posibilidades de desarrollar cáncer: existen productos que aumentan el riesgo y las debes evitar:

- Grasas animales: Carnes grasas, mantequilla, queso y manteca animal están llenos de grasas saturadas, lo que se relaciona directamente con el sobre peso y la obesidad; uno de los factores predictores del cáncer. Elige proteínas magras: pescado, leches descremadas y productos proteicos vegetales como las legumbres (caraotas, soya).  

- Embutidos y carnes procesadas en general: Son sabrosas, pero peligrosas. Las vienesas, longanizas, prietas, jamones y el tocino no te van a matar, pero aumentan tus posibilidades de desarrollar cáncer y otras enfermedades crónicas (hipertensión, diabetes, etc.).

- Alcohol: Así de simple, detente luego del primer trago (y ojalá antes). El exceso de bebidas alcohólicas se relaciona con el desarrollo de cáncer de boca, esófago y mamas.