• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Diez alimentos que causan mal olor

Las proteínas también deben ser consumidas con moderación en la dieta / Foto Cortesía Bing

Lácteos/ Foto Cortesía Bing

Dicen que eres lo que comes, pues entérate que también hueles según lo que comes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No sabes de dónde viene, pero estás seguro que la fuente de ese mal olor eres tú. ¿Será el aliento, las axilas…  el cabello? ¿Tendrá que ver con el baño rápido en la mañana, o que no te cepillas los dientes a cada rato o tal vez el cambio de desodorante? Dicen que eres lo que comes, pues entérate que también hueles según lo que comes.

Aunque no lo creas, hay alimentos que hacen que tu olor no sea agradable, debido a que aumentan la acidez que transpiras cuando sudas. El mal olor, por lo general, se debe a un desequilibrio en la química de tu cuerpo que provoca que tengas una mala fragancia, aunque estés cumpliendo con las debidas reglas de higiene.

La forma en la cual liberamos toxinas es el sudor, por lo cual si nuestra alimentación no es adecuada, se refleja también a través del olor que despide nuestro cuerpo, pues algunos productos hacen que este sea más acido, y a su vez, más penetrante, pues al organismo le es más difícil desecharlos.

Conoce 10 alimentos que fomentan un mal olor del cuerpo:

Gomitas de dulce: Las bacterias que causan mal olor son amantes de lo dulce. El crecimiento de la levadura hace que el azúcar se convierta en alcohol, lo que genera mucha más acidez de la que el organismo necesita, por lo que el mal olor se genera más fuertemente.

Aceite hidrogenado: ¿Dónde está? En la comida chatarra. Si ya tenías razones para no consumirla frecuentemente, pues es un aliado del sobrepeso, súmale que también te causa mal olor pues el aceite se descompone rápidamente causando mala digestión.

Embutidos: Si eres amante del paté o las salchichas, pues esa puede ser la razón de que tengas mal olor. Gracias a que, cuando se descomponen en la digestión, pueden causar acidez estomacal, agruras, gases. Todos resultan en una fragancia nada agradable.

Lácteos: El exceso en la ingesta de estos alimentos, es uno de los causantes de mal olor. Según los especialistas, estos productos son altos en proteína, la cual al descomponerse, produce sulfuro de hidrógeno que se convierte en uno de los favoritos de las bacterias.

Huevo: La trimetilaminuria es un desorden genético que hace que el organismo despida un olor desagradable. Esta enfermedad hace que los niveles de colina sean más altos.

Chile y especias: Los alimentos que despiden olores intensos como el ajo y la cebolla fomenta la halitosis (mal aliento) y también la producción de gases sulfurosos, los cuales se liberan por los poros de la piel.

Carne roja: Debido a que tarda mucho tiempo en descomponerse en el tracto digestivo, se estanca, lo cual causa que se pudra y libere malos olores. Una fragancia muy fuerte saldrá de tu cuerpo en forma de flatulencias o sudor.

Fibra: El metano, el dióxido de carbono y el hidrógeno son gases que se forman cuando los alimentos, como las legumbres, los frijoles, verduras y granos integrales se digieren. Una buena dieta contiene fibra para una buena digestión, pero comerla provoca flatulencias.

Café: De por sí, su sabor es fuerte, pero las sustancias que posee, sobre todo la cafeína, tiene efectos en la química del cuerpo, pues es tan fuerte que puede cambiar la cantidad y la forma en que transpiras, haciendo que huelas mal.

Alcohol: Es una bebida muy penetrante y debido a que se trasporta rápidamente al torrente sanguíneo, cambia la forma en que el producto se descompone, pues acelera el proceso de sudoración, con lo que el olor se queda presente durante más tiempo y más penetrante.