• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Un acueducto mexicano maravilla con sus arcos

Sección de Arquería Monumental del acueducto Padre Tembleque / Foto  Instituto Nacional de Antropología e Historia de México

Sección de Arquería Monumental del acueducto Padre Tembleque / Foto Instituto Nacional de Antropología e Historia de México

Con inmensos arcos de roca basáltica, construidos en el siglo XVI, el acueducto del Padre Tembleque fue nombrado Patrimonio Mundial por la Unesco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En medio del árido paisaje, es fácil identificar el acueducto del Padre Tembleque, e inevitable asombrarse ante su magnitud. Sus inmensos arcos de roca basáltica, construidos en el siglo XVI, se alzan en una línea recta que parece infinita, rodeada de cactáceas y caminos terregosos. De repente se mimetiza con el entorno en una paleta de tonos ocre.

Pocos sabían de la existencia de la maravilla que comparten los estados de Hidalgo y México, hasta que en julio pasado la Unesco lo incluyó en lista del Patrimonio Mundial.

La parte más fotogénica del acueducto es la Arquería Monumental (de unos 900 metros de largo). Es decir, la vista no abarca ni uno de los 48 kilómetros que mide en su totalidad la colosal construcción de la época virreinal.

A 460 años de su edificación, la obra puede ser visitada en su totalidad, a excepción de las secciones que funcionan bajo tierra, para darse una mejor idea de su extraordinaria construcción e importancia cultural. Significa la unión de dos culturas, pues el uso de materiales orgánicos y técnicas de edificación viene de los indígenas, mientras que la ingeniería es de origen europeo.