• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Qué es un acto sexual normal?

Aunque la sexualidad se transforma a lo largo de la vida, ya en la adolescencia puedes haber desarrollado un mapa sexual bastante fijo, indica Fankhanel | Foto: El Nuevo Día

Aunque la sexualidad se transforma a lo largo de la vida, ya en la adolescencia puedes haber desarrollado un mapa sexual bastante fijo, indica Fankhanel | Foto: El Nuevo Día

Encuesta que se lleva a cabo en Puerto Rico explora nuestras maneras de acercarnos en la intimidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La sexualidad está llena de matices. Lo que agrada a unos puede molestar a otros y viceversa. Por eso, quizá al ver una película, conversar con tu pareja o leer un artículo que describe alguna escena que te provoca sensaciones placenteras o incómodas llegó la pregunta: ¿en qué consiste un acto sexual normal?

El doctor Edward Fankhanel, psicólogo clínico y decano del programa de psicología y trabajo social de la de Universidad el Turabo, explicó que la sexualidad puede ser "tan diversa como los individuos que la practican".

Aquello que gusta o disgusta en la intimidad no es uniforme porque las preferencias son el resultado de factores tales como la educación sexual recibida y las experiencias vividas, incluso desde muy temprano en el desarrollo.

"John Money (psicólogo y sexólogo) introdujo el modelo de 'Mapas sexuales eróticos' el siglo pasado", señala Fankhanel. Además abunda que nuestro mapa sexual erótico incluye aquellas actividades sexuales que nos estimulan y ese amante idealizado que hemos construido a lo largo de nuestras vidas.

Según Money, tus actitudes hacia el sexo están enmarcadas en situaciones que acontecen desde el momento del nacimiento y abarcan todas aquellas situaciones que "estimulan la creación mental de lo que nos excita sexualmente o lo que deseamos para satisfacernos sexualmente".

Aunque la sexualidad se transforma a lo largo de la vida, ya en la adolescencia puedes haber desarrollado un mapa sexual bastante fijo, indica Fankhanel.

"De ahí que algunos son atraídos por personas delgadas versus gruesas, de senos grandes versus senos pequeños o de músculos grandes y no delgados. De igual manera, el mapa sexual erótico incluye la actividad específica que idealizamos: una cena romántica para comenzar la excitación, hasta lo que conocemos como un "quickie" para los que no desean perder tiempo. Incluídas también están las conductas sexuales atípicas o parafílicas", comenta el docor.

Una parafilia es una conducta sexual que se aleja de la normativa social definifida de acuerdo a un contexto y una época específica, ya que "lo que es socialmente aceptado hoy no necesariamente lo fue en el pasado o lo será en el futuro. Entre las parafilias, según definidas por el Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales (DSM 5), se encuentran:

Voyerismo - Fantasía, deseo o conducta sexual mientras observamos a un extraño que no está consciente de que le observamos.

Exhibicionismo - Mostrar el cuerpo desnudo a quienes no lo esperan o desean.

Froteurismo - Rozar el área genital contra personas sin su consentimiento.

Sadismo sexual - Recibir placer al ser humillado o lastimado físicamente.

Sadismo - Disfrutar de la humillación y dolor de la persona con quien se tiene la relación sexual.

Fetichismo - Tener placer sexual a través de objetos o partes específicas del cuerpo (parcialismo).

Travestismo - Derivar placer sexual al vestir ropa del género opuesto.

Que una persona tenga fantasías o deseos como los mencionados anteriormente, o incluso los lleve a cabo, no significa que padece un desorden parafílico. El desorden se diagnostica cuando estas conductas provocan daño significativo a uno mismo, la pareja u otra persona.

"La parafilia por sí sola no es sinónimo de enfermedad o desorden mental ni requiere tratamiento, distinto a lo que ocurre con una persona con desorden parafílico", establece Fankhanel.

Encuesta en Puerto Rico

La investigación en torno a la prevalencia de las conductas sexuales atípicas escasea. El doctor Fankhanel, a través del Programa doctoral en Consejería Psicológica de la Universidad del Turabo que dirige, está llevando a cabo una encuesta cuyos datos servirán como herramienta a los profesionales de la salud mental para entender mejor estos comportamientos y ofrecer ayuda a quienes la necesiten.

El estudio comenzó en febrero de este año y ya han participado cerca de 400 personas de diferentes pueblos de la Isla. Los datos preliminares serán presentados en agosto durante la convención anual de la Asociación Americana de Psicología (APA) en Toronto, Canadá.

Interesados en llenar la encuesta de forma anónima y confidencial pueden visitar a través de su computadora o celular la dirección de Survey Monkey.