• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Zúrich tendrá una fiesta dadá y un museo de fútbol

El flamante museo está sobre la Plaza del Ticino, la Tessinerplatz, entre la estación de Enge y el lago / Foto globeandmail.com

El flamante museo está sobre la Plaza del Ticino, la Tessinerplatz, entre la estación de Enge y el lago / Foto globeandmail.com

La ciudad financiera suiza lanzará, durante este mes, las festividades por los cien años del movimiento dadaísta, que se extenderán hasta julio y abrirá las puertas del flamante espacio de la FIFA, con juegos interactivos y bar temático

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante este mes, la elegante Bahnhofstrasse cederá un poco de su habitual protagonismo en Zúrich. Considerada como la vidriera de Suiza, y también la avenida más cara de Europa, ¿podría ser eclipsada por los dos eventos que está a punto de lanzar la ciudad? El primero es el centenario del movimiento dadá, la primera gran corriente intelectual del siglo XX. El segundo es la apertura del esperado museo de la Federación Internacional de las Asociaciones de Fútbol.

En 1916, Suiza no estaba tan asociada a los estereotipos que la definen hoy: una fábrica de chocolate, de relojes de lujo y de asesores financieros. Era más bien una isla de paz en medio de un continente que se estaba autodestruyendo, en plena Gran Guerra. Muchos artistas e intelectuales habían cruzado las montañas para radicarse en su territorio, escapando a la vez a los nacionalismos y al belicismo exacerbado de un continente que se desgarraba.

La respuesta que se les ocurrió frente a lo absurdo de la guerra fue redoblar la apuesta de lo absurdo. Al principio eran solo un puñado de artistas e intelectuales que transformaron la apacible y material Zúrich en una capital mundial de las ideas. El núcleo de esta transformación fue el mítico Cabaret Voltaire.

El café -si se lo puede llamar así ya que centro cultural tampoco es el nombre que mejor lo califica- sigue existiendo, en el mismo emplazamiento de su orígenes. Se lo puede visitar en la Spiegelgasse Nro.1, en los viejos barrios bohemios de Zúrich. Aunque décadas de plaza financiera internacional transformaron el espíritu de la ciudad, y el anticonformismo de Tristan Tzara, Hans Arp, Sophie Täuber (y un poco más tarde Francis Picabia o Marcel Duchamp entre muchos otros) fue reemplazado por el tranquilo y opulento manto del establishment.

Hay que reconocer que la ciudad no teme volver a sus años mozos y a su bohemia pasada para festejar a lo grande este aniversario: a partir de este mes y hasta julio se van a organizar 165 noches temáticas, una por cada integrante destacado del dadaísmo. Aunque seguramente los dadás hubieran retrucado que un aniversario no se festeja.

El Cabaret Voltaire estará, por supuesto, en el centro de estas celebraciones. La dirección Spiegelgasse Nro. 1 se ha convertido desde hace mucho en una de las paradas obligadas de los turistas en Zúrich: es al mismo tiempo un centro cultural, un café, una biblioteca, un lugar de reunión, un ícono turístico y una tienda.

No es el único lugar dadá de la ciudad. Un puñado de restaurantes y clubes reclaman el legado de este movimiento y también serán parte de los festejos del centenario. Es el caso de los cafés Terrasse y Bar Odeon, donde la bohemia era asidua en 1916, y del restaurante Zunfthaus zur Waag, donde se organizó la primera noche dadá de la historia de las artes, en julio de 1916 (también uno de los negocios más antiguos de Europa, que funciona como taberna desde el año ¡1385!).

Con los festejos del homenaje al dadaísmo en Zúrich apenas empezados, la ciudad de nuevo se vestirá de gala para la apertura del museo de la FIFA, el domingo próximo. Imposible no verlo. Ocupa un gran edificio de vidrio en pleno centro, con las letras F, I, F y A bien grandes en la fachada. La capital financiera suiza también es sede de la máxima institución del fútbol desde 1932, situada en un edificio en medio de un gran parque en las afueras.

El flamante museo está sobre la Plaza del Ticino, la Tessinerplatz, entre la estación de Enge y el lago, no muy lejos del centro. La cercanía con la estación hace que sea un destino fácil y de rápido acceso para los hinchas de todo el mundo que no querrán pasar por Suiza sin conocerlo. Ya en sus primeros días presentará miles de objetos, documentos y fotos que retratan el patrimonio de este deporte alrededor del mundo.

El nombre oficial es el de FIFA World Football Museum, denotando así la voluntad de la organización de colocar este nuevo museo por encima de los que ya existen en Asunción y San Pablo. Para ello cuenta con más de 3.000 metros cuadrados y tres pisos. Además de la visita en sí, hay varios espacios interactivos a lo largo del recorrido y una biblioteca que ya dispone de más de 4.000 obras dedicadas a este deporte.

Curiosamente, la FIFA no tenía hasta el momento ningún museo. En Suiza el Museo Olímpico de Lausana, en el sur del país, integraba este deporte en medio de los demás, con sus colecciones de equipos, afiches o portadores de antorchas. El objetivo es alcanzar este año un cuarto de millón de visitantes. A título de comparación, en Lausana se recibieron casi 300.000 en 2015. Luego de recorrer las salas y la exposición, los visitantes podrán parar en el Sportsbar 1904 y la tienda.

Los hinchas más informados no preguntarán por qué el bar se llama así. Es una referencia al año de la creación de la FIFA: su acta de nacimiento fue firmada el 21 de mayo de ese año en la sede de la Union Française de Sports Athlétiques, en el centro de París.

El mundo de Chaplin, en Vevey. Sin fecha precisa hasta ahora, se anunció la apertura del Museo Chaplin's World en Vevey durante la primavera europea. Con toda lógica abrirá sus puertas entre marzo y junio, en la Mansión de Ban, que el actor inglés había comprado y donde vivió una buena parte de su vida, hasta su muerte. El museo estará dedicado a la vida y a la carrera del creador de Carlitos. Hasta entonces sus fans sólo podían dejar flores en su tumba, en el cementerio de Vevey, y sacarse fotos junto a su efigie de bronce, a orillas del lago Lemán. Vevey es una pequeña ciudad de la Riviera Suiza, vecina de Montreux. www.chaplinmuseum.com