• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Yuliana Andrea Aguirre, la colombiana desmembrada por su novio en Chile

Yuliana Andrea Acevedo, de 21 años de edad | Foto: Cortesía

Yuliana Andrea Acevedo, de 21 años de edad | Foto: Cortesía

Allegados de la víctima, de 21 años, sufren por no saber cuándo podrán sepultar sus restos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los familiares de Yuliana Andrea Aguirre Acevedo todavía no pueden creer que Erwin Valdés Ortiz, de 25 años, a quien ella conoció en su barrio en el municipio de Andalucía, en el centro vallecaucano, le haya causado la muerte de manera atroz en Santiago de Chile.

Una de las hermanas de la joven dice que supieron de algunas diferencias, pero no pensaron que el asunto llegaría a un grado de tal violencia. En el vecindario donde la pareja residía en ese país, en cambio, aseguraron a las autoridades que escucharon varias discusiones.

La foto de un tatuaje en la muñeca izquierda con un nombre y que el fin de semana circuló en las redes sociales en Chile sobre una joven hallada muerta fue lo que llevó a relacionar esa imagen con una colombiana.

La foto fue enviada a una familia en Andalucía y así se pudo identificar como Yuliana Andrea Aguirre Acevedo, de 21 años, el cuerpo de una mujer hallada muerta en el río Mapocho, en área metropolitana de Santiago de Chile.

Otras características para precisar que se trataba de la misma persona fueron los diseños del maquillaje en las uñas de los pies, que recién se había hecho, y por lo cual una manicurista de Santiago manifestó que podría tratarse de su clienta y connacional.

El cuerpo de la joven fue hallado desmembrado en bolsas y hasta el miércoles en la tarde solo se habían encontrado sus brazos y piernas. Por este hecho, las autoridades chilenas detuvieron al también colombiano Erwin Valdés Ortiz, de 25 años, su novio.

Según publicó en su página web el diario chileno 'El Mercurio', Valdés estranguló y luego descuartizó a su novia; después, arrojó los restos al río Mapocho. El homicidio causó estupor en los chilenos, que calificaron el crimen como el caso más macabro en los últimos años en ese país.

El crimen, según las autoridades chilenas, se cometió en la madrugada del pasado sábado en su apartamento. Y de acuerdo con vecinos, ese día el equipo de sonido sonó a todo volumen, al parecer, para que no se escucharan los gritos. Algunos de ellos señalaron que las discusiones y peleas entre la pareja eran continuas.

El fiscal Centro Norte, de la capital chilena, explicó que Valdés, a quien el miércoles le fue imputado el delito de feminicidio, confesó haber asesinado a su novia.

Según su propio relato, Valdés, gracias a los conocimientos forenses que adquirió de su padre, hizo torniquetes con cordones de zapatos para evitar el escurrimiento de la sangre en los extremos de los cuerpos cortados, para después arrojar los restos al río, a la altura de Estación Mapocho, sin que nadie se percatara.