• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Yacimientos del paleolítico son la nueva veta para el turismo en Chile

En Pilauco se encuentra un parque del pleistoceno, donde se pueden admirar réplicas a escala de distintas especies / Foto paleoturismo.cl

En Pilauco se encuentra un parque del pleistoceno, donde se pueden admirar réplicas a escala de distintas especies / Foto paleoturismo.cl

Réplicas a escala de la fauna prehistórica, cuya presencia en la zona ha sido confirmada por científicos, son el principal atractivo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Puerto Montt, en el sitio de Monteverde, el ex senador Carlos Kuschel invierte su tiempo en crear el primer paleoparque en la zona de Los Lagos, en Chile. Lo describe como “una ventana a nuestro extenso pasado que nos permite entender cómo era la vida aquí en esa época”, hace unos 14.000 años.

Mientras que en Pilauco, a unos 300 metros del Parque Chuyaca, existe un parque del pleistoceno, donde se pueden admirar réplicas a escala de distintas especies que habitaron esta zona.

Las dos ciudades han sido escenario de la excavación de yacimientos arqueológicos importantes. Monteverde, a unos 30 kilómetros de Puerto Montt, rompió en la década de 1980 con el paradigma del poblamiento americano, que centraba la aparición del hombre en Clovis, Nuevo México. Por su parte, Pilauco, en Osorno, ha arrojado sorprendentes evidencias de la presencia de una extensa variedad de fauna.

Monteverde tenía, además, un fósil con la huella de un ser humano, probablemente un niño. Y en el transcurso de la investigación, que encabezó el antropólogo estadounidense Tom Dillehay -que recogió más de 720 piezas-, se pudo armar el rompecabezas de lo que debió ser un campamento, presumiblemente de paso, para un grupo que pudo superar la veintena.

Allí aparecieron nudos, herramientas, cueros, estacas y restos vegetales de semillas y hojas que pudieron tener usos medicinales y que, probablemente, traían de otros lugares que recorrían.

Pilauco es más joven: la excavación tiene menos de una década y la lidera el profesor Mario Pino, de la Universidad Austral de Chile (UACH).

Por la diversidad de piezas óseas que se han encontrado, pertenecientes a distintos animales, pudo ser un matadero o una carnicería del pleistoceno. Un lugar donde los cazadores carneaban a los animales.

Hoy, ambos sitios buscan posicionarse en el mundo del turismo paleontológico, “que tiene un tremendo potencial”, insiste el alcalde Jaime Bertín, de Osorno. Y aunque Pilauco fue hallado y excavado más tarde, su comuna lleva la delantera en el tema. Ya tiene el parque con las réplicas, y esta semana licitará la construcción de un museo de sitio en el mismo predio, “donde vamos a exhibir las piezas que se han ido extrayendo de la excavación”, dice.

La idea es incorporar este atractivo como parte de la oferta turística de la ciudad, lo que generó la creación de una Corporación de Desarrollo del Turismo Paleontológico, donde participan empresarios de distintos rubros. “Es una oportunidad que nos está dando el sitio de Pilauco”, admite el edil.

Más al sur, Puerto Montt no logra concretar un antiguo proyecto para un museo de sitio. Todas las piezas extraídas del lugar llevan casi 30 años almacenadas en la UACH en Valdivia. Al no tener la propiedad del terreno, el municipio no conseguía los fondos necesarios, mientras su vecino, el ex senador Kuschel, extendía su propiedad donde están hoy las primeras réplicas de la megafauna pleistocénica.

Allí instaló una carpa con material informativo, vegetación propia de la zona y diseñó un sendero que recorre el bosque nativo -él mismo oficia de guía-, donde entre la frondosa vegetación van apareciendo paleollamas, un tigre o una gonfoterio con su cachorro.

Desde la apertura de este parque, en enero pasado, el lugar ya suma un millar de visitantes.