• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Wes Anderson abre una cafetería en Milán

 En el local domina la exuberancia visual y el particular universo estético del creador de La vida acuática

En el local domina la exuberancia visual y el particular universo estético del creador de La vida acuática

Un atractivo más que gana la capital lombarda para locales y visitantes extranjeros con el Bar Luce, concebida como un homenaje a los cineastas Visconti y Vittorio de Sica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Wes Anderson vuelve a estar de estreno. Pero en este caso no se trata de una película, sino de un emprendimiento de otro tipo. En la capital lombarda acaba de abrir sus puertas el complejo arquitectónico Milan Fondazione Prada, una antigua destilería de licores que el arquitecto holandés Rem Koolhas transformó en un centro artístico de 19.000 metros cuadrados. El centro exhibirá de la colección de Miuccia Prada, directora ejecutiva de la casa italiana, y contará con una sala de proyecciones y espacio para exposiciones de distintas disciplinas. Sin embargo, lo que ha generado mayor repercusión es la apertura, en ese mismo complejo, del Bar Luce, una cafetería creada por el cineasta norteamericano Wes Anderson.

Según el propio director, la cafetería fue concebida como un homenaje a las películas Rocco y sus hermanos, de Visconti, y Milagro en Milán, de Vittorio de Sica, dos joyas del neorrealismo italiano. Pero es fácil percibir en el local la exuberancia visual y el particular universo estético del creador de La vida acuática.

Mesas de fórmica color block, extravagante papel pintado, el pinball dedicado al oceanógrafo Steve Zissou (de La vida acuática) y un jukebox lleno de clásicos italianos de los años 50 y 60 como Rita Pavone, Domenico Modugno o Piero Piccioni son algunos de los objetos con la impronta del director.