• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Visite el restaurante con un parque de diversiones en el bosque

Bruno Ferrin ha pasado más de 40 años construyendo atracciones con sus propias manos / Foto idealista.com

Bruno Ferrin ha pasado más de 40 años construyendo atracciones con sus propias manos / Foto idealista.com

Lo que comenzó como un pasatiempo, terminó por convertirse en el mayor atractivo de un restaurante en la localidad de Montello, Italia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 1969, un hombre llamado Bruno Ferrin llegó hasta un bosque cercano a Montello, Italia, con la intención de iniciar un negocio de comida. Colocó un par de sillas y una mesa bajo un árbol del cual colgó los productos que ofrecía. Con el tiempo, los clientes fueron corriendo la voz de ese lugar y nació Ai Pioppi.

Pero el verdadero atractivo del negocio nació un día que Ferrin necesitó unos ganchos para unir sillas. El herrero local le dijo que no tenía tiempo para hacerlo y le enseñó cómo soldar el metal él mismo. La vida de Ferrin cambió en ese momento: volvió a su restaurante y construyó un enorme tobogán, el primer paso para atraer más clientes.

Más de 40 años después, Ai Pioppi es conocido por tener un parque de diversiones completo todo hecho por Ferrin. Toboganes, columpios, montañas rusas y hasta una rueda de la fortuna son visitadas por decenas de personas diariamente en medio del bosque, donde todo comenzó.