• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Viajar con las cenizas de un ser querido

Existen urnas biodegradables fabricadas con sal o papel que se disuelven y liberan su contenido / Foto: Modurns

Existen urnas biodegradables fabricadas con sal o papel que se disuelven y liberan su contenido / Foto: Modurns

Es importante no olvidar documentos como acta de defunción, certificado de cremación, acta de nacimiento del difunto y permiso del consulado correspondiente para el traslado de los restos. Todos en original y copia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A continuación una guía básica para que el "último viaje" de su ser querido sea lo más sencillo posible antes de llegar a su lugar de reposo.

Si su viaje es en avión, lo ideal no es enviar la urna de cenizas en el equipaje documentado, porque la maleta se puede perder. En 2013 US Airways extravió las cenizas de un hombre que iban en la zona de carga del avión, esto en un viaje entre Filadelfia y Londres. La viuda demandó a la empresa.

Según la Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (TSA, siglas en inglés), es posible viajar con cenizas humanas siempre y cuando la urna permita que el equipo de rayos X analice su interior. Por eso es recomendable depositarlas en un contenedor temporal de madera o plástico hermético.

Al viajar es importante no olvidar documentos como acta de defunción, certificado de cremación, acta de nacimiento del difunto y permiso del consulado correspondiente para el traslado de los restos. Todos en original y copia.

Con todo este papeleo la mayoría de las aerolíneas no tiene inconveniente en llevar la urna dentro de la cabina de pasajeros, pero hay que hacerlo con discreción. Sugieren envolver el recipiente para que pase desapercibido.

Interjet, Iberia, Avianca, Volaris y Aeroméxico no tienen un cargo extra por transportar cenizas humanas, siempre y cuando el pasajero no exceda la cantidad de equipaje que se le permite.

Probablemente el destino final sea un sitio de playa, donde tradicionalmente se esparcen las cenizas en mar abierto.

Pero este servicio ya se ha modernizado y funerarias como Inmemoriam ofrecen varias opciones. Entre ellas, urnas biodegradables fabricadas con sal o papel que, después de un par de horas, se disuelven y liberan su contenido.

Pero, sin duda, una de las opciones más innovadoras es la de mezclar las cenizas con una estructura en la que con el tiempo se formará un pequeño arrecife. A esta se le incluye una placa con el nombre de la persona.