• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Velaterapia, el insólito tratamiento brasileño para eliminar las puntas partidas

Velaterapia, el insólito tratamiento brasileño para eliminar las puntas partidas / El Mercurio/Chile/GDA

Velaterapia, el insólito tratamiento brasileño para eliminar las puntas partidas / El Mercurio/Chile/GDA

Es muy popular entre las mujeres de ese país y básicamente consiste en deshacerse de ellas quemándolas. ¡Ojo! Quienes lo realizan son profesionales y en ningún caso debe hacerse en casa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el marco de la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014, la revista "Fashionista" publicó recientemente un artículo en el que revelaba algunos secretos de las mujeres locales para cuidar su cabello. La nota señalaba que las brasileñas gastan un 10% de sus sueldos en tratamientos capilares, sobre todo coloración y alisado. Y como ambos procedimientos son de alto impacto para el pelo, también recurren a otros para combatir el daño.

Uno de ellos fue revelado por la modelo Barbara Fialho, quien desfiló en el Fashion Show de Victoria’s Secret en 2013: la denominada velaterapia. ¿De qué se trata? En ella, se utiliza el fuego de una vela para quemar las puntas partidas. Sí, tal como leíste.

La peluquería de lujo "Laces and Hair" de Sao Paulo es una de las que realiza este insólito tratamiento. En su página web lo describe como un proceso en el que una llama cauteriza el pelo, haciendo que los nutrientes se queden en su interior y eliminando las puntas partidas, así como la impermeabilidad del cabello causada por los restos de productos químicos.

Asimismo, se agrega que es un tratamiento que sirve para todo tipo de pelo, sobre todos aquellos tinturados, alisados y que necesitan una profunda reparación. Se realiza en dos horas y puede repetirse cada tres meses.

¿Cómo se realiza? Antes que todo es importante recalcar que la velaterapia debe ser hecha por un profesional, ya que requiere de una técnica milimétrica para que sólo las puntas dañadas sean quemadas por el fuego. El estilista divide el cabello en secciones, las cuales enrolla de manera que sobresalga el frizz o las puntas que están sensibilizadas. Luego, pasa la llama por ellas y las elimina con un cepillado.

En muchos salones -como el Spa Dios, también en Sao Paulo- complementan el tratamiento con otro denominado bordado. En éste el estilista corta con una tijera especial y mucha paciencia, mecha a mecha las puntas que siguen deterioradas.

"Revitaliza el cabello y termina con las puntas partidas, secas o dañadas, sin tocar el largo, corte o volumen y con resultados inmediatos", se describe en el sitio en internet del recinto.

Mejor no arriesgarse

Motivada por la curiosidad, Annabel Fenwick Elliott, periodista de la sección "Mujer" del periódico británico "Daily Mail", decidió probar la velaterapia en una peluquería brasileña en Nueva York, que -aseguró- es frecuentada por modelos como Alessandra Ambrosio, Isabeli Fontana y la misma Barbara Fialho.

"Sí, olía exactamente como era de esperar: a cabello quemado", describió, y agregó: "La llama, según me dijo el estilista, abrió los folículos de mi pelo para permitir una mejor absorción del acondicionador".

A Annabel también se le advirtió que hacer este tratamiento en casa es una muy mala idea, ya que los profesionales que lo realizan son cuidadosamente entrenados y tienen muchísima práctica en esta técnica, que en Sudamérica se aplica desde los años 60. De hecho, se dice que su origen está en el antiguo Egipto y que incluso la propia Cleopatra la habría utilizado junto a tantos otros secretos de belleza que se le adjudican a la Reina del Nilo.

"Al terminar mi tratamiento de dos horas, cuyo valor es de entre 150 y 200 dólares dependiendo del largo que tenga el cabello, pasé mis dedos a través de mi pelo recién secado y quedé muy impresionada. Se sentía mucho más suave y saludable, y aparecieron capas como si hubiese sido cortado, pero sin quedar más corto", contó la periodista.

Sin embargo, además del claro riesgo de quemar el cabello, la velaterapia también puede perjudicar la estructura de éste. "Al quemar las puntas se pueden eliminar aquellas dañadas, pero también la fibra queda vulnerable, lo que se traduce en hebras más débiles", señala Elizabeth Cunnane-Phillips, especialista en tricología de la clínica Philip Kingsley de Nueva York.

Según se afirma en el sitio web de este recinto, especializado en la salud del cabello, una manera mucho más segura de terminar con las puntas partidas es seccionar y enrollar el pelo tal como se hace en la velaterapia, pero en lugar de quemar las hebras que sobresalgan, simplemente hay que cortarlas. Así se puede mantener el cabello largo y a la vez sano.

También se entregan algunos tips para prevenirlas:

- Cepillar el cabello con suavidad.

- Deshacer los nudos con una peineta de dientes separados, comenzando siempre desde las puntas hacia las raíces.

- No sobre calentar el pelo, es decir, dejar de usar el secador cuando ya no se sienta húmedo para no provocar su deshidratación.

- No frotar la toalla para retirar el exceso de humedad del cabello.

- Protegerlo de los rayos UV igual como se hace con la piel.

- Utilizar productos que lo mantengan hidratado para hacerlo más resistente, en especial en los casos en que el pelo llegue más debajo de los hombros.