• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Tratamiento podría quitar las várices en segundos

Los tratamientos tradicionales necesitan de 5 a 8 días de recuperación | Captura Youtube

Los tratamientos tradicionales necesitan de 5 a 8 días de recuperación | Captura Youtube

A través de un examen eco doppler (mapa de las venas) se identifica dónde nace esa alteración, con el fin de dirigir el tratamiento a esa zona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las várices pueden llegar a causar la muerte en algunos casos más extremos. Los procedimientos actuales para tratar esta enfermedad lo hacen solamente de manera estética  y requiere mucho tiempo de recuperación, y en la mayoría de casos las várices vuelven a aparecer.

Esta es un mal hereditario que afecta la circulación de la sangre debido a que las venas se ensanchan. Esta dilatación hace que la sangre no suba a la velocidad normal y, por lo tanto, se queda en las piernas, lo que genera  cansancio, calambres, adormecimiento, pesadez de las piernas, etc.

“Las várices no solo afectan el aspecto estético, sino que puede llegar a generar heridas, que son muy difíciles de cerrar y por ende pueden postrar al paciente. Una persona con estas úlcera no va a poder desenvolverse en su actividad cotidiana”, explica Iván Gutiérrez, director de Flebocenter.

Pero existe un nuevo procedimiento que ataca a la enfermedad no solo de manera estética sino también funcional. Se trata de la fleboterapia, un tratamiento que actúa directamente sobre las venas que causan este mal.

A través de un examen eco doppler (mapa de las venas) se identifica dónde nace esa alteración, con el fin de dirigir el tratamiento a esa zona. Luego de identificar el origen de la lesión, se introducción una sustancia química en forma de espuma dentro de la várice, la cual no se mezcla con la sangre y se pega a las paredes de las venas, por lo cual actúa directamente sobre la causa del problema.

Esta espuma se mezcla con gas atmosférico que facilita el ingreso de la sustancia y limitar su volumen. La sustancia sella los conductos venosos dilatados, provocando la desaparición de las varices en pocos segundos, afirma Gutiérrez, también presidente de la Sociedad Panamericana de Flebología y Linfología.

“Lo que se logra es mejorar la circulación venosa, disminuyendo el estancamiento de la sangre que causa las várices y que puede ocasionar la muerte por una trombosis o una embolia pulmonar”, acota el especialista.

Los tratamiento tradicionales contra las várices necesitan de 5 a 8 días de recuperación, pero la fleboterapia con espuma es un procedimiento ambulatorio y únicamente no se puede aplicar a personas que estén totalmente postradas o que sean alérgicas al medicamento en espuma.