• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Tips para enfrentar a ese compañero de oficina que habla fuerte por teléfono

Tips para enfrentar a ese compañero de oficina que habla fuerte por teléfono

Tips para enfrentar a ese compañero de oficina que habla fuerte por teléfono

Lo fundamental es hacerle entender que su conducta no es beneficiosa para el ambiente laboral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nunca falta el o la que se cuelga al teléfono en horario de trabajo y que por varios minutos cuenta detalles insólitos acerca de su vida. Y, a veces, lo más impresionante no es lo qué dice, sino que el tono que ocupa al hacerlo: alto, claro, pero muy, muy invasivo.

No es para menos. Las oficinas generalmente son espacios reducidos y muchas veces bien estrechos. Con suerte, hay lugar para el computador y los objetos personales, si es que puedes tener algunos.

Sin embargo, siempre se sabe o por lo menos se sospecha que en la oficina o en cualquier lugar de trabajo, existe un sistema de creencias, ideas y consensos, referentes al comportamiento de las personas, según explica la psiquiatra Gema Contreras.

"Entonces, cada vez que no cumplimos con ese ideal estamos confrontando el sistema de creencias de otras personas, en este caso, nuestros compañeros de oficina", explica la especialista.

Pero también el sentido común debiera operar, y se sub entiende que en un espacio cerrado y destinado al trabajo, se debiera separar la vida privada de la pública.

Aún así, existen personas que lejos de toda norma insisten en hablar a viva voz e interrumpir la esquiva concentración que se necesita para realizar las labores diarias.

¿Por qué actúan de esa manera? La psiquiatra explica que existen personas más bulliciosas que otras debido a los rasgos de su personalidad  y que les impedirían ajustarse al ideal.

"El interrumpir el trabajo del otro, más que por falta de modales, es porque a veces somos tan autorreferentes que no vemos al otro y por ende, no podemos ver sus necesidades", sostiene.

Marca personal

Eduardo Zamora P., director de Pleasant Work® Chile y coaching laboral, entiende que el interrumpir el ambiente laboral es sinónimo de descuidar su marca e imagen personal y que esta forma de interactuar lo llevará al fracaso porque, sin notarlo, estaría afectando el desarrollo de su carrera.

"Hay personas que creen equivocadamente que 'hacerse notar' al elevar la voz y 'obligar' al resto a que noten su presencia sería una buena forma de venderse, lo cual es absolutamente errado", afirma.

También opina que en el caso contrario, el murmurar también puede ocasionar un malestar a sus compañeros.

"Muchos pensarán  que está 'tramando algo' que 'esconde algo', por lo tanto, no se trata sólo de hablar más alto o más bajo, si no de compartir información adecuada en la forma correcta", aconseja.

¿Qué hacer?

"Conversar con él o ella, como dice Varela, nuestro hábitat natural es el lingüístico, por lo tanto, todo es conversable y se le puede explicar esto del consenso y cuáles son las reglas del juego para que pueda adecuarse mejor", propone la psiquiatra Gema Contreras.

Pero además, a quién le moleste de sobremanera, llama a recordar que no todas las personas somos iguales y que cada uno tiene una manera determinada de expresarse.

"Primero, para lograr empatía es bueno colocarnos en el lugar del otro e intentar comprender por qué se comporta de esa forma, y luego explicarle que, en beneficio del ambiente de trabajo, existen ciertos acuerdos sociales de cómo funcionar en grupo para tener una buena convivencia laboral, un buen ambiente de trabajo", aconseja.

De paso, dice la psiquiatra, evocarle que dentro de los acuerdos sociales, las llamadas son de preferencia informativa, es decir, cortas, excepto que surja algún imprevisto ineludible o una emergencia.

En ese sentido, Zamora comenta que cuando las llamadas son personales, uno se debería retirar a una sala de reunión cerrada o alejarse del resto a fin de poder tratar estos personales en un lugar más aislado.

"Tenemos que recordar que algunas personas que están escuchando una conversación privada podrían utilizar esa información, descontextualizarla y usarla para fines en su propio beneficio", alerta.

Más consejos

Es que sin duda que molesta la interrupción abrupta o sutil de alguien que habla demasiado por teléfono al lado tuyo. Para poder traspasar la situación, ambos expertos entregan algunas estrategias para callar al compañero de voz alta, pero también son buenas para revisar nuestra conducta, aún cuando no se exagere en el tono. ¡Compañeros, a tomar nota!

1. Aunque cueste, organizar los llamados personales en horarios fuera del trabajo o en la hora de colación.

2. Estar más atento a las necesidades de los demás y ser más empático.

3. Grabarse, y escuchar el tono y volumen de voz propios.

4. Entender que las habilidades sociales se pueden aprender y que en esa área se puede mejorar.

5. Revisar los protocolos escritos y firmados, ya que son un "buen rayado" de cancha.

6. Introducir el humor y no la burla o el sarcasmo para que la persona entienda que sus temas personales no le interesan a nadie más. Por ejemplo, alguien podría pedir una reunión para tratar el "problema" que recién vociferó un compañero y ofrecerle ayuda entre todos.

7. O bien, pasar por el lado y decirle lo que debe responder a la persona que le está llamando. La risa y el humor siempre ayudará a distender el ambiente.

8.- Realizar un revisión médica de la audición.