• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Andrew Lincoln: The Walking Dead no se trata de zombis, sino de supervivencia

Andrew Lincoln | Foto comicbook.com

Andrew Lincoln | Foto comicbook.com

Entrevista con A. Lincoln, protagonista de la exitosa serie, que estrenará su sexta temporada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los ojos de Andrew Lincoln ya no brillan como antes. Y no es para menos: desde hace seis años, su papel del comisario Rick Grimes en la serie ‘The Walking Dead’ lo consume por completo.

El actor británico, de 42 años, es consciente de las consecuencias psicológicas de su rol como exterminador de zombis, que lo convirtió en un héroe en todo el planeta, gracias a un producto televisivo que sigue exprimiendo la trama de un virus que convierte en muerto viviente a todo el que fallece.

Lincoln se ha conectado tanto con el dolor y las ansias de sobrevivir del líder que encarna en la serie que ya no es capaz de conocer previamente la muerte de algún personaje. Prefiere que sea una sorpresa para él, como para los millones de fanáticos que siguen cada episodio de ‘The Walking Dead’ y que se preparan para la sexta temporada, que se estrena este lunes, en el canal Fox, a las 10 pm.

El actor dice que se sigue sorprendiendo al ver la brutal imagen de la niña zombi que se le aparece en el primer episodio, cuando escapa de un hospital y entiende, al verla, que la vida ya no será igual.

“Desde ese momento supe que estaba frente a algo desafiante. Pero debo reconocer que uno de los momentos más fuertes en esta serie fue cuando tuve que enfrentarme (y matar) a Jon Bernthal, quien interpretaba al mejor amigo de Rick, personaje que luego se convirtió en su antagonista. Eso me mostró el tono y la dirección que tomaría la serie de ahí en adelante”, comenta Lincoln en entrevista con EL TIEMPO.

¿Qué va a sucederle a Rick en esta temporada

No lo sé, porque los libretistas son muy celosos con lo que va a suceder, incluso con los actores. Tengo muchas preguntas sobre Morgan, quien la última vez que vio a Rick –hace mucho tiempo– era un hombre en un alto estado de irracionalidad. Pero ahora que ha regresado parece un hombre increíblemente calmado, que ha aprendido a ordenar sus pensamientos. Eso me intriga un montón.

¿Por qué?

Porque estamos en el lugar al que yo siempre quise llegar en esta historia, donde uno empieza a pensar en ideologías y en qué es la civilización. Rick tiene que dejar su pasado y no va a mirar atrás, porque es un pragmático que sigue con lo que hay. Por lo que pienso que el conflicto que viene va a ser por ideologías. Además está esa gente llamada los Lobos, la nueva gran amenaza.

¿Cuánto tiempo más cree que va a durar la serie? Ya comenzó la precuela “Fear of the Walking Dead”?

Hay muchos interrogantes que, estoy seguro, los libretistas y directivos de la serie se han planteado, y pienso que la trama va a continuar mientras haya un ingrediente de impacto emocional cada vez que uno de los personajes muere. Si no tuviéramos la fuerza emocional para mantener cautiva a la audiencia con los personajes, que son el corazón de la serie, no estaríamos aquí, hablando de ella. Por eso llevamos ya seis años en esto.

¿Significa para usted un reto muy intenso?

Sí, y no deja de ser desgastador sobrevivir entre muertos vivientes. Pero esto se convirtió en uno de los logros más importantes de mi carrera: estar envuelto en una historia tan sólida en narrativa y junto a colegas maravillosos. Me siento muy afortunado como actor, pero no olvido que la serie tiene vida propia.

Antes del apocalipsis

‘Fear of the Walking Dead’, la precuela ambientada en una época anterior al apocalipsis zombi, tiene enganchado al público con la primera temporada –de seis episodios–, en la que aparecen personajes distintos a los de ‘The Walking Dead’. La segunda se estrenará en el 2016.