• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Sundance Festival muestra otro lado de la industria del cine

The Birth of a Nation, dirigida por Parker, es una de las promesas de Sundance. Foto: Fox

The Birth of a Nation, dirigida por Parker, es una de las promesas de Sundance. Foto: Fox

Una película de esclavos es la preferida del festival de cine

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A un mes de la entrega de los Oscar, que este año han llamado más la atención por la controversia que los rodea que por la expectativa de ver a los mejores ser reconocidos por la Academia, el festival de Sundance, que se  desarrolla desde el 21 de y va hasta el 27, es un buen lugar para ver otra cara de la industria.

El escándalo detrás del hashtag #OscarsSoWhite, que rechazaba la ausencia de intérpretes negros entre los nominados que hizo que varias estrellas decidieran no ir a la ceremonia, se condenara a la Academia por la falta de diversidad entre sus miembros y que terminó por incorporar nuevos miembros parece haber tenido aún más consecuencias incluso en Sundance.

La película sobre una rebelión de esclavos negros en 1831, The Birth of a Nation (con el mismo nombre que la obra maestra del cine que glorificaba al Ku Klux Klan, dirigida por David W. Griffith), fue comprada por 17,5 millones de dólares por Fox Searchlight, lo que la convirtió en la película que se vendió por más dinero en la historia del festival.

El escándalo de este mes y la discusión sobre el racismo que han puesto sobre la mesa miembros de la industria pueden haber influido en la decisión de Fox de ofrecer tanto por la película más allá de los unánimes elogios que recibió.

La película escrita, dirigida y protagonizada por Nate Parker, tuvo una oferta de Netflix por 20 millones de dólares, pero prefirió quedarse con la de Fox. Por lo visto, si bien la plataforma de streaming es un buen destino para trabajos independientes, otros siguen valorando el poder de un gran estudio, incluso cuando eso implica venderla por 2,5 millones de dólares menos.

Éxito incierto

De todos modos, como analizaron los periodistas Brent Lang y Ramin Setoodeh de la revista especializada Variety, para los estudios comprar una película en Sundance, no siempre es la decisión más rentable.

El festival tiene un enfoque independiente —eso se nota ya desde que se lleva a cabo en Utah y no en Los Ángeles— y no siempre lo que recibe ovaciones de pie en las proyecciones de Sundance tiene igual éxito de taquilla. Quienes asisten al festival son periodistas especializados, amantes del cine o gente de la industria, lo que implica una sensibilidad distinta, que no siempre está en sintonía con lo que es popular.

Por ejemplo Me and earl and the dying girl y Dope, celebradas el año pasado, fracasaron en la taquilla estadounidense y en Uruguay ni siquiera fueron estrenadas. Aunque, por otro lado, existen películas que triunfan tanto en la taquilla como entre el público especializado, como Boyhood: Momentos de una vida en 2014. La película dirigida por Richard Linklater recaudó 44 millones de dólares.

De acuerdo con los críticos, por el momento existen cuatro filmes de gran nivel candidatos a ser exitosas entre el público e incluso se habla de probables nominadas a los Oscar de 2017. Serían Southside With You, que recrea la primera cita entre Michelle y Barack Obama; Manchester by the Sea, protagonizada por Casey Affleck y Michelle Williams y dirigida por Kenneth Lonergan, que fue comprada por la plataforma de streaming Amazon Prime; el musical Sing Street, dirigido por John Carney y Birth of a Nation.