• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Sueros antiofídicos empiezan a agotarse en África

Nueva vacuna para hepatitis | Foto cortesía: planetamama.com

La OMS calcula que las mordeduras de serpiente afectan a 5 millones de personas en el mundo | Foto cortesía: planetamama.com

Asociación Médicos sin Fronteras hizo un llamado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que convierta esta situación en un problema de salud pública continental, que requiere apoyo internacional, principalmente de los países con más recursos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Otra crisis sanitaria parece desatarse en la región subsahariana del continente africano por la escasez de medicamentos para tratar las mordeduras de serpientes en esas áreas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), solo en esa zona 30.000 personas mueren cada año por la mordedura de una serpiente y se estima que otras 8.000 quedan con amputaciones de sus extremidades por la misma causa.

Las cifras podrían ser mayores si se tiene en cuenta que muchos de estos accidentes son tratados con los medicamentos disponibles, dentro de ellos sueros polivalentes de probada eficacia, pero producidos fuera del continente.

Denuncias hechas por Médicos sin Fronteras (MSF) dan cuenta de que uno de estos biológicos, quizás el más efectivo contra 10 tipos de serpiente, el fabricado por una compañía francesa, dejó de producirse en 2014 y el último lote disponible, al parecer, caducará en octubre de 2016.

Gabriel Alcoba, experto en el tema de MSF, asegura que hasta el momento no hay reemplazo para este antídoto, por lo que los desenlaces podrían ser dramáticos.

El tratamiento de cada persona puede costar entre 250 y 500 dólares. De ahí que las personas requieran subvenciones del Estado para recibir los tratamientos.

Asociación Médicos sin Fronteras hizo un llamado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que convierta esta situación en un problema de salud pública continental, que requiere apoyo internacional, principalmente de los países con más recursos.

“Nos enfrentamos a una auténtica crisis. ¿Cómo es posible que los gobiernos, las empresas farmacéuticas y los organismos sanitarios internacionales se escabullan cuando más los necesitamos?”, dijo Alcoba, con motivo del simposio sobre este tema que se llevó a cabo en Basilea (Suiza).

La OMS calcula que las mordeduras de serpiente afectan a 5 millones de personas en el mundo, 100.000 de ellas con desenlaces fatales.