• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Sitio web ofrece alquilar amigos para realizar diferentes actividades

Amigos | Getty Images

Amigos | Getty Images

RentAFriend.com. fue creado por un estadounidense que se inspiró en la realidad japonesa, donde las personas contratan a otras para que las acompañen o se hagan pasar por miembros de sus familias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Soy una mujer de buenos modales, buena para reír y pasar tiempo con nuevas personas. Soy 'life coach', un valor añadido por ejemplo para ir de compras (…) Soy alguien divertido con quien estar, hablo inglés británico nativo, viví en Gran Bretaña y África (…) Realmente me gustaría pasar el tiempo con una dama /caballero que esté de visita en Santiago (…) Por favor, propuestas indebidas no".

La presentación es de Mary, una chilena de 51 años que forma parte de los más de 500 mil "amigos" de todo el mundo que pueden ser arrendados a través de RentAFriend.com. Se trata de un sitio web creado por el estadounidense Scott Rosenbaum en 2009, quien adaptó la idea de compañías similares que existen en Japón.

"La estructura familiar es una parte importante de la sociedad japonesa y las compañías ofrecen 'rellenar' a algunos miembros. Si hay un divorcio, muerte o una situación para la que alguno de los padres no está disponible, una persona puede contratar a alguien para hacerse pasar por un miembro de la familia", explica Rosenbaum en su página web.

Así, el estadounidense se dio cuenta de que en su país existían muchos sitios de citas, pero ninguno para buscar un amigo. Hizo un estudio de mercado y se percató de que había muchas razones por las que las personas querrían "arrendar" un amigo: para asistir a un evento social, matrimonio o fiesta; para ir al cine o a un restorán; para conocer a nuevas personas o recorrer una ciudad desconocida; para hacer actividad física y un largo etcétera.

Scott Rosenbaum deja claro, eso sí, que RentAFriend.com no es un sitio para encontrar pareja ni para contratar a una escort o dama de compañía. "No está permitido el contacto físico entre los miembros y amigos del sitio web", enfatiza.

¿Cómo funciona? Cualquier persona puede postular sin costo para ser un "amigo" que potencialmente puede ser arrendado por tarifas que van desde los 10 dólares y hasta los  50 dólares por hora. Si es así, el 100% del dinero que gane queda para él.

Por su parte, los interesados en "contratar" los servicios pueden revisar las fotografías y perfiles de los “amigos de forma gratuita. Sin embargo, para concretar el "negocio" es necesario hacerse miembro del sitio, pagando 24.95 dólares mensuales o 69.95 dólares anuales.

Un negocio disfrazado de amistad

Aunque para algunos alquilar un amigo puede parecer algo insólito, otros han quedado muy satisfechos con la iniciativa, como es el caso de Shelia F, de Massachusetts, quien compartió su experiencia en RentAFriend.com. Ella debió recurrir al sistema cuando por motivos laborales tuvo que cambiarse de casa y quedó a cuatro horas de viaje de la residencia para adultos mayores donde vivía su madre, por lo que no podía visitarla todos los días.

"Al comienzo estaba un poco escéptica, pero decidí hacer el intento. Encontré una joven veinteañera que contraté para que visitara a mi madre dos veces a la semana. Ella le habla sobre temas de actualidad, juegan juegos de mesa y le mantiene la mente activa. Voy a ver a mi madre los fines de semana, pero es bueno saber que alguien la visita durante los otros días", afirma.

Pero, ¿qué opinan los expertos? "Es algo curioso tener que 'arrendar' un amigo", afirma Solange Miller, psicóloga de Megasalud, y agrega que en realidad RentAFriend.com no es más que "un negocio que está disfrazado de algo más bonito, en el que tú le pagas a alguien por que te acompañe. Porque si tú tienes un amigo, no le pagas para que te acompañe al cine o a comer".

Algo similar dijo al Sydney Morning Herald la psiquiatra de Beverly Hills Carole Leiberman, en el sentido de que "arrendar" una amistad va en contra de la propia naturaleza de ésta. "La verdadera amistad nace de experiencias y valores compartidos, y en ella los amigos son iguales (…) Arrendar amigos es poco confiable, desigual y temporal. Una vez que dejas de pagar, esa persona ya no estará ahí para ti. Eso es la antítesis de la amistad", argumentó.

Según Miller, el principal problema del sistema radica en la validez, ya que RentAFriend.com no puede asegurar a sus miembros que la persona que se alquila como amigo, es efectivamente quien dice ser. "Ésa yo creo que es la mayor dificultad. Se puede prestar para estafas, secuestros, son páginas ideales para personas perversas, donde se encuentran en un espacio ciego de leyes y hacen lo que quieren", enfatiza.

A juicio de Leiberman, el sitio web también es una triste prueba de cómo están hoy las relaciones humanas. "Las personas están distanciadas más que nunca unas de otras (…) Salen juntas sólo para pasar la noche pegadas a sus teléfonos celulares (…) Este servicio es sólo un parche para problemas psicológicos serios", advirtió.

"A la gente cada vez le cuesta más sociabilizar en persona, se le hace mucho más fácil detrás de un computador", complementa Solange Miller, y añade: "Por un lado, está bien que desarrollemos las habilidades comunicacionales de este siglo, pero por otro, las generaciones que vienen tienen que desarrollar sus habilidades sociales, saber cómo hablarle al otro, poder entablar relaciones de amistad".

Por su parte, John T. Cacioppo, investigador y coautor de "Loneliness: Human Nature and the Need for Social Interaction" ("Soledad: La naturaleza humana y la necesidad de interacción social"), reconoció a "The Huffington Post" que "arrendar" un amigo en realidad sí puede ayudar a que las personas conozcan a otras y vuelvan a estar en circulación. No obstante, aclaró que "si es usado como un reemplazante de las relaciones cara a cara, no funcionará".