• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Sitges, a un suspiro de Barcelona

Entre los puntos de interés más conocidos está la Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla con una imponente torre que parece un faro / Foto Wikipedia

Entre los puntos de interés más conocidos está la Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla con una imponente torre que parece un faro / Foto Wikipedia

Esta localidad costera mediterránea es moderna y tradicional, y es ideal para el turista que desea deleitarse sin el estrés de las grandes ciudades

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sitges (se pronuncia “sitlles”) tiene una excelente localización, justo en la costa este de España con una espectacular vista hacia el mar Mediterráneo. Es una localidad en el mismo corazón de Cataluña, así que guarda la fascinación de las cautivantes tradiciones catalanas, el idioma y, por supuesto, la comida del noreste de España, consistente en mariscos, pescado fresco y vino.

Desde la Edad Media, la ciudad se convirtió en una especie de castillo enorme, pues los pedregosos farallones servían de protección natural para sus habitantes. También ha sido un importantísimo centro comercial, por su amplia bahía, que conecta el área con las principales ciudades comerciales de Italia, Grecia y los países con los que comparte el Mediterráneo.

Precisamente, son las vistas al inmenso mar que arropa sus costas las que cautivan a los visitantes. Afortunadamente, los hostales, los hoteles y las casas de huéspedes aprovechan cada centímetro de esa maravillosa vista y la mayor parte de las habitaciones tienen vistas de 180 grados hacia el Mediterráneo. Sitges tiene una de las playas continuas más largas de España, con aguas templadas y arenas blancas. Se puede alquilar un bote para recorrer los 4 kilómetros de costa.

Sitges se destaca por tener una gran infraestructura turística: centros comerciales locales y restaurantes en casi cada esquina. Además, una infinidad de bazares que ofrecen de todo para el turista.

Es una ciudad con una eficiente infraestructura turística, pues la transportación es constante, eficaz y accesible. Se puede llegar a ella en automóvil, si es que decide alquilar uno, pero también hay buses, taxis y choferes locales que le pueden transportar desde Barcelona por un precio módico.

Castillo de Sitges y más. Entre los puntos de interés más conocidos está la Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla con una imponente torre que parece un faro, pues está ubicada en un promontorio justo al frente de la costa, dominando una vista maravillosa del mar que la rodea. No deje de visitar el Castillo de Sitges, situado encima del Cerro de la Punta, que es la sede del Ayuntamiento local.

Otro punto de atracción turística es el Parque Natural del Garraf, comarca a la que pertenece Sitges, donde podrá disfrutar de la belleza propia de la ciudad. Cuenta, además, con museos y festividades que se celebran a través del año, tales como el Festival Internacional de Cine, en el mes de octubre; carnavales, exposiciones de arte y conciertos estivales de música. Cabe destacar que, por su clima cálido-templado, la mayor parte de estas actividades se realizan al aire libre.

Un poco de historia. Sitges toma su nombre de la familia Sitges, que dominó el área en el siglo XII. Ya en América, dos familias ilustres provenientes de Sitges, la familia Bacardí y la familia Brugal, han sido reconocidas por su gran éxito en el desarrollo industrial en Cuba, Puerto Rico y República Dominicana.