• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Santos: "Deportados no son paramilitares, son familias pobres"

Juan Manuel Santos, presidente colombiano / AFP

Juan Manuel Santos, presidente colombiano / AFP

El presidente Santos se comprometió con garantizarles salud, educación, empleo y vivienda a afectados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Juan Manuel Santos anunció en la noche de este miércoles una serie de medidas para mitigar la crisis humanitaria que golpea la frontera y le notificó a Venezuela, que las familias deportadas no son paramilitares sino gente pobre que quiere que la dejen trabajar y vivir en paz.

"No son ningunos paramilitares, son familias pobres y humildes que lo único que quieren es que los dejen vivir y trabajar", precisó Santos en un mensaje directo a Nicolás Maduro.

Entre las medidas que anunció Santos está el garantizar la educación a todos los menores que lleguen de Venezuela. Además, a las familias, incluyendo a los menores, por supuesto, se les brindará atención completa en salud.

“A los padres y niños que regresen, todos los niños que lleguen tendrán cupo en nuestros colegios. Allí recibirán la alimentación. En Cúcuta o el cualquier lugar de Colombia”, señaló.

El mandatario agregó que se dispondrán de 2.300 empleos para los deportados, enfocados en diferentes áreas. También dijo que habrá capacitación en el Sena para la formación de estas personas y que en algunos casos habrá subsidios de 200.000 pesos para evitar la deserción.

El Presidente informó que se firmaron convenios por 4 mil millones de pesos para apoyar emprendimientos.

“Como presidente tengo la obligación de protegerlos de todo tipo de abusos y los voy a proteger. Entendemos su dolor. Su indignación. Es la misma mía”, enfatizó el Jefe de Estado.

El mandatario afirmó que ya hay 1.097 deportados, pero que hay más de 5.000 que han regresado al país por miedo y no están registrados para recibir los beneficios del plan de choque.

“A estos deportados, a todos los que han regresado, en Colombia ustedes están en su casa. No han regresado como extranjeros o forasteros. Aquí los recibimos con los corazones y brazos abiertos”, dijo el mandatario y agregó que los deportados “pueden tener la seguridad de que mi gobierno hará todos a nuestro alcance para que se sientan en su hogar”.

La crisis humanitaria se desató por la decisión unilateral del Palacio de Miraflores de cerrar la frontera y declarar el estado de excepción en la región, lo cual ha desembocado en la expulsión de cientos de colombianos que vivían en Venezuela, incluso, han tenido que ver cómo les marcaron y derrumbaron sus viviendas.

Tras analizar los reportes de la situación en la frontera, Santos decidió al mediodía de este miércoles desplazarse de inmediato a Cúcuta para supervisar los resultados de las medidas que ordenó implementar para atender la crisis humanitaria.