• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Rusia y libertad de expresión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En efecto, el gobierno ruso ha puesto ahora en marcha varias lamentables iniciativas destinadas a limitar severamente la participación de los medios extranjeros en la prensa local y la libertad de las comunicaciones electrónicas. Un proyecto, que ya se está tratando en la Legislatura rusa, busca limitar la participación de los inversores extranjeros a un máximo de 20% del capital de los medios rusos, incluidas radios, cadenas de TV y la prensa escrita.

Esto supone disminuir el techo de 50%, límite que aún está vigente para los medios audiovisuales, pero no para los diarios y revistas impresos, donde hasta hoy no hay restricciones de ningún tipo. Esta medida afectará directamente al diario financiero Vedomosti, el más influyente de Rusia en ese particular espacio, del que son accionistas tanto The Wall Street Journal como The Financial Times.

En un ambiente en el que el gobierno bate ruidosa e insistentemente el parche del nacionalismo, las opiniones independientes y plurales son de crucial importancia. Con esta decisión se privará a los lectores rusos de la posibilidad que hoy tienen de poder comparar análisis y visiones de temas económicos y financieros disímiles. Vladimir Putin busca profundizar los límites en materia de libertad de información, para que solo se oiga su propia voz.

Esto significará otro paso atrás en Rusia para la libertad de prensa, y para el castigado clima de inversión del país, otro factor claramente negativo, que ahuyentará a muchos. El Consejo de Seguridad ruso tiene en estudio la manera de controlar Internet en su país, de modo de poder bloquearlo y desconectarlo del resto del mundo cuando el gobierno lo crea conveniente.

Paso a paso, el margen de libertad de los ciudadanos rusos se va cercenando, en otro lamentable proceso regresivo en materia de inclusión de Rusia en el mundo, que recuerda cada vez más los tiempos de la Unión Soviética.