• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Roma como para darle una probadita

Puestos de un típico mercado romano / Foto Pixabay

Puestos de un típico mercado romano / Foto Pixabay

Aprende a hacer pizzas, cena con un chef y goza del buen comer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Camina entre los puestos de un típico mercado romano, con jugosos tomates, aceite de oliva y uno que otro queso que conquista un buen paladar. Ya sea en una pequeña cantina o en el departamento de un chef, Roma te seduce con su sazón y pasta al dente. Las opciones son variadas y aquí tienes para elegir el paseo que más se antoje.

Hasta la cocina. Pasa una noche con el mandil amarrado mientras aprendes los secretos del chef David Sgueglia’s. La cita es en su departamento, en el barrio Rione IX Pigna, en el centro de Roma. La velada inicia con una copa de prosecco (vino blanco italiano), antes de cocinar. En la clase te revela las mejores técnicas para amasar, hacer rollitos y dar forma a la pasta. Tan divertido como jugar con plastilina. El siguiente paso es la elaboración de la salsa ragú, con el toque secreto del experto. Lo mejor es despejar tus dudas e incluso saber con qué ingredientes de casa puedes sustituir los elementos originales.

El momento clímax es la cena, cuando se prueba el trabajo de todos. No faltan los vinos de la región, aperitivos y el digestivo.

Diseña tu pizza. Las actividades inician muy temprano. Es momento de ir al mercado Campo de’Fiordi, uno de los más tradicionales en Roma. Ahí el reto es aprender a pedir los mejores productos y conocer los de temporada. El guía está ansioso por enseñarte.

No puede faltar una degustación en una quesería. Distingue varios tipos de queso, como el parmesano y pecorino, y embutidos como el prosciutto (jamón crudo o cocido). También prueba el queso mozzarela di bufala, elaborado con leche de búfala.

Por último visita la cocina de una pizzería local. En una clase privada diseña tu propia pizza con los ingredientes que más te gusten. El toque secreto es el enorme horno de madera en donde se cuecen. Así que ¡buen provecho!