• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Rihanna sobre Chris Brown: No somos amigos, pero tampoco enemigos

Rihanna / Foto: Archivo

Rihanna / Foto: Archivo

La cantante de Barbados confesó que, tras la golpiza que el rapero le dio en 2009, creyó que podía cambiarlo, por lo que años más tarde lo perdonó y le dio nuevamente una oportunidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace un tiempo, Rihanna era la reina de las redes sociales y las portadas de las revistas. La cantante de Barbados no para de ser noticia por sus constantes desnudos y por ir de fiesta en fiesta. Sin embargo, con los años eso cambió. Cada vez se le más profesional y enfocada en su carrera. Algo que también se ve reflejado en su madurez emocional.

Así lo dejó entrever Rihanna en la versión de noviembre de Vanity Fair, donde reflexionó sobre la tormentosa relación que mantenía con su ex, Chris Brown, quien en 2009 la golpeó en la antesala de los Grammy, algo que ella más tarde perdonó.

“Era una niña. Una niña que siente tanto dolor como la misma relación, quizás hay personas que son más fuertes que otras. Quizás yo soy alguien creada para soportar cosas así”, aseguró la cantante.

“Puede que sea la persona que es prácticamente el ángel guardián de la otra, para estar ahí cuando no es lo suficientemente fuerte, cuando no entienden el mundo, cuando necesitan enfrentar al mundo de forma positiva y que le pueda decir las cosas correctas", agregó.

Luego de que la ex pareja terminara en 2009 por la paliza que Brown le dio a Rihanna, ésta lo perdonó y en 2012 sorprendieron al retomar su relación, y a los meses volvieron a terminar. Según confiesa la intérprete de "Diamonds", en ese momento decidió regresar con él, porque creía que podía hacerlo cambiar.

"En un ciento por ciento. Yo era súper protectora con él. Sentía que la gente no lo comprendía, incluso después de... Pero luego te das cuenta que en esa situación, tú eres el enemigo. Quieres lo mejor para todos, pero si les recuerdas sus fracasos o los malos momentos de sus vidas o si les dices que sólo los estás complaciendo, piensan lo peor de ti. Porque saben que no te mereces lo que te van a entregar a cambio", explicó.

"Y si te pones de su lado, quizás estás de acuerdo que mereces eso, y ahí fue cuando dije: '¡Oh! Fui una estúpida al creer que estaba hecha para esto'. A veces sólo debes dar un paso hacia el costado", continuó.

"No lo odio. Me preocuparé por él hasta el día en que yo muera. No somos amigos, pero tampoco enemigos. No tenemos mucha relación en este momento", agregó.