• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

“Reparación” de la máscara de Tutankamón genera daños irreversibles

Máscara del rey Tutankamón en el Museo Egipcio de El Cairo | Foto: AP

Máscara del rey Tutankamón en el Museo Egipcio de El Cairo | Foto: AP

La barba azul y dorada de la máscara fúnebre del famoso faraón Tutankamón fue pegada a la rápida con un pegamento epoxídico, similar a los utilizados en el hogar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Conservadores del Museo Egipcio de El Cairo pegaron la barba de la máscara, que se quebró en condiciones aún no aclaradas. Habrían utilizado un pegamento similar a los de uso doméstico

La barba azul y dorada de la máscara fúnebre del famoso faraón Tutankamón fue pegada a la rápida con un pegamento epoxídico, similar utilizados en el hogar, dañando la reliquia después de que fue golpeada durante una limpieza, según aseguraron funcionarios del Museo Egipcio de El Cairo.

El museo es uno de los principales lugares turísticos de la ciudad, pero en algunas áreas, los sarcófagos de madera antigua están sin protección del público, mientras algunos entierros de faraones son mostrados montados en murallas y protegidos por paneles de vidrio.

La máscara de Tutankamón, con una antigüedad de más de 3.300 años, y otros contenidos de su tumba son los principales objetos en exhibición.

Tres de los conservadores del museo contactados por teléfono entregaron versiones distintas del incidente ocurrido el año pasado, y sobre si la barba fue quebrada accidentalmente mientras se limpiaba la protección de la máscara o si se cayó porque estaba suelta.

Sin embargo, los tres coinciden en que la orden vino de arriba para arreglarla rápido y que se usó un adhesivo inapropiado. Todos hablaron en condición de anonimidad por miedo a represalias laborales.

"Desafortunadamente se usó un material irreversible. Este adhesivo tiene una alta capacidad para pegar y es usado en metales y piedras, pero creo que no era correcto para un objeto importante como la máscara dorada de Tutankamón", dijo uno.

"La máscara debería haber sido llevada al laboratorio de conservación pero estaban apurados para mostrarla nuevamente y usaron este material irreversible de secado rápido", agregó el conservador.

Otro funcionario, presente en el momento de la reparación, dijo que parte del pegamento se secó en la cara de la máscara y que un colega usó una espátula para sacarlo, dejando marcas.

El primer conservador, que revisa el artefacto regularmente, confirmó las rayas y dijo que es claro que fueron hechas por una herramienta usada para sacar el pegamento.

La industria de turismo en Egipto, antiguamente un pilar de la economía, todavía no se recupera de tres años de problemas después del levantamiento de 2011 que removió al autócrata Hosni Mubarak. Museos y la apertura de nuevas tumbas son parte de los planes para revivir la industria.

Pero las autoridades no han hecho mejoras significativas al Museo Egipcio desde su construcción en 1902, y los planes para mover la exhibición de Tutankamón a su nuevo hogar en el Gran Museo Egipcio (cuya inauguración sería en 2018) aún no han sido divulgados.

Ni el Ministerio de Antigüedades ni la administración del museo pudieron ser contactados para comentar esta situación.

Uno de los conservadores aseguró que se está haciendo una investigación interna y que hubo una reunión sobre el tema este miércoles.

La máscara fúnebre, descubierta por los arqueólogos ingleses Howard Carter y George Herbert en 1922, generó un interés mundial por la arqueología y el antiguo Egipto cuando fue desenterrada junto a la tumba casi intacta de Tutankamón.

"Por las fotos que circulan entre los restauradores puedo ver que la máscara ha sido reparada, pero no se puede ver con qué. Todo lo que corresponde a esa era requiere un poco más de atención, por lo que una reparación así será altamente escudriñada ", afirmó el egiptólogo Tom Hardwick.