• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Recorrer Roma en busca de Caravaggio

Una pared de la Galleria Borghese con obras de Caravaggio / Foto Tripadvisor

Una pared de la Galleria Borghese con obras de Caravaggio / Foto Tripadvisor

El mayor número de piezas que el pintor realizó en sus 39 años de vida se encuentran en la capital italiana, pero dispersas entre iglesias, colecciones privadas y museos públicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Por qué hay tantos Caravaggio dispersos por el mundo? La crítica de arte María Grazia Bernardini explica que en el siglo XVII empieza el mercado del arte, “ya que hasta ese período las obras se hacían sobre todo por encargo. Entonces los cuadros empiezan a viajar”.

Galeria Borghese. Ubicada al interior de la Villa Borghese, en esta galería se encuentran Baco enfermo (probable autorretrato de 1593) y El joven con cesto de frutas, hecha entre 1593 y 1594. También se pueden admirar La Virgen de los Palafreneros (1605-1606) y San Jerónimo, del mismo período; San Juan Bautista (1609) y David con la cabeza de Goliat, (1610). Bernardini explica que este conjunto de obras son joviales, plenas de luz y color.

Dos iglesias. Existen obras de Caravaggio en San Luis de los Franceses (plaza San Luigi dei Francesi) y en Santa Maria del Popolo (en la plaza homónima). En la primera iglesia, son obras que el pintor realizó por encargo del cardenal Matteo Contarelli, para decorar su capilla: El Martirio de San Mateo, La Vocación de San Mateo y San Mateo y el ángel. Estas obras impactaron porque por primera vez la luz se convertía en un protagonista más, hecho que la experta Maria Grazia Bernardini subraya refiriéndose a La Conversión de San Pablo, ubicada en la Capilla Cerasi, en Santa Maria del Popolo. “Es interesante notar las pequeñísimas pinceladas blancas que son los rayos de luz, es decir la Gracia que desde lo alto desciende hacia Saulo”.

Vaticano y otros museos. Caravaggio (1571) llegó a Roma a los 20 años y vivió ahí hasta 1606, cuando tuvo que huir tras haber sido condenado a muerte por asesinato. Poco antes de huir pintó dos cuadros: La deposición de Cristo, actualmente en la Pinacoteca Vaticana, y La Virgen de los Peregrinos, en la Iglesia de San Agustín. En la galería Doria Pamphilj se exhiben Descanso de la huida de Egipto y Magdalena penitente, ambas de 1597, junto a una de las dos versiones idénticas de San Juan Bautista, en español Joven con un cordero (hacia 1600). Otra copia de San Juan Bautista está en los Museos Capitolinos, en el Campidoglio, donde también tienen La Buenaventura (1594). Y un tercer San Juan Bautista se ubica en la Galería del Palacio Corsini (Via della Lungara 10), realizado entre 1602 y 1603.