• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Recomendaciones para ahorrar al volar a Europa

Debe pensar en las aerolíneas de bajo costo o low cost, como casi todo el mundo las conoce / Fotos Vueling

Debe pensar en las aerolíneas de bajo costo o low cost, como casi todo el mundo las conoce / Fotos Vueling

Lo ideal, dicen los que más saben, es comprar un pasaje aéreo como mínimo 2 meses de anticipación, pero todo dependerá del interés que despierte ese destino en determinadas fechas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hora de derrumbar un mito: no es cierto que el mejor momento para comprar un pasaje aéreo por Internet –ya que la mayoría se adquieren hoy de esa manera– sea un martes a la medianoche. Es cierto, eso sí, que los mejores días para realizar un viaje aéreo son los martes y los miércoles, mientras los fines de semana y temporadas como Navidad, AñoNuevo y Semana Santa son siempre las más caras.

En realidad, comprar el boleto un martes, jueves o domingo saldrá barato o caro según la demanda que tenga ese vuelo específico. Si un día o tres meses antes son pocos los interesados en ese trayecto concreto se encontrarán verdaderas gangas, se lo garantizo. En todo caso, para conseguir pasajes aéreos baratos los viajeros tenemos unos aliados magníficos.

El tiempo: No siempre es posible saber con suficiente anticipación si viajaremos a un lugar determinado, pero si este factor está de nuestro lado, la recompensa es enorme. Lo ideal, dicen los que más saben, es comprar un pasaje aéreo con mínimo 2 meses de anticipación.

La flexibilidad: De nuevo, no siempre es posible ser flexibles con las fechas de nuestro viaje, pero si nos podemos dar ese lujo es casi seguro que conseguiremos un boleto más barato de lo pensado.

Buscadores y comparadores de vuelos: Dado que hoy ya muy pocos acuden a la oficina física de una agencia de viajes para comprar un pasaje, las mejores herramientas para un viajero son los buscadores y comparadores de vuelos por Internet. Yo me he vuelto adicta a Skyscanner y Kayak, pero hay muchos otros: Liligo, Momondo, Orbitz, eDreams y un largo etcétera.

Lo bueno de estas herramientas es que con una sola búsqueda nos arrojan resultados para la mayoría de aerolíneas que vuelan a nuestro destino, con todos los horarios y precios posibles. Eso no solo nos dará una primera –y muy amplia– idea de las compañías que llegan allá, sino de los costos.

Además de poner las ciudades de origen y destino y de activar la opción de flexibilidad en los vuelos, recomiendo marcar la de aeropuertos cercanos. Aunque no se ilusionen mucho. A veces lo barato sale caro. Para un vuelo Venecia-París, por ejemplo, encontré una vez que la opción más económica era ir en Ryanair (aerolínea de bajo costo) hasta el Aeropuerto de Beauvais. Me ahorraba unos 150 euros, pero Beauvais, pequeño detalle, está como a 80 kilómetros al noroeste de la capital francesa y el taxi era la única opción de transporte cuando aterrizara, con lo cual el tiempo y la plata que supuestamente me iba a economizar, se irían en ese recorrido.

No valía la pena. Pagué un poco más pero aterricé en París (aeropuerto de Orly) y desde ahí las opciones parar llegar al apartamento donde me alojaría eran múltiples: bus, tren y metro.

Directo a la aerolínea: Una vez tengamos idea de las compañías que van a nuestro destino y las que ofrecen lo que más se acerca a lo que queremos, lo mejor es aterrizar directo y sin escalas en la página web de esas aerolíneas para hacer la compra. Sin intermediarios la vida suele ser más sencilla y económica, es mi teoría. Y aunque no siempre se ahorra de esa manera, son más los casos en los que así hacemos bingo.

Sobre todo si se trata de vuelos directos. La cuestión es que los buscadores y comparadores casi nunca arrojan absolutamente todas las opciones y se quedan solo en las compañías aéreas más importantes y reconocidas.

Por eso lo primero es buscar en la página web de los aeropuertos de la ciudad de destino la lista de todas las aerolíneas que allí aterrizan para ver si nos cruzamos con una que no teníamos en el radar y podemos contar con una opción diferente.

Las de bajo costo: Lo segundo es pensar en las aerolíneas de bajo costo o low cost, como casi todo el mundo las conoce. Si alguna llega a nuestro destino –o cerca– es muy probable que sea la mejor opción para volar. En Europa están Norwegian, AirBerlin, Ryanair, Wizz Air, EasyJet y Vueling, por sólo tomar unos ejemplos.

Écheles también una mirada a las aerolíneas ‘baratas’ de las tradicionales, como yo les digo. IberiaExpress es una de ellas y para mí, de las mejores alternativas que existen para volar en Europa en este momento, con trayectos que van desde 20 euros con la maleta incluida en la bodega.

Buscadores de boletos:

www.skyscanner.es

www.kayak.com.co

http://www.liligo.es

 

Aerolíneas de bajo costo:

www.vueling.com

www.ryanair.com/es/es/