• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Pulseras inteligentes: ¿miden todas lo mismo?

Lara Lewington, la periodista de la BBC que estuvo probando las pulseras deportivas | Foto: Lara Lewington

Lara Lewington, la periodista de la BBC que estuvo probando las pulseras deportivas | Foto: Lara Lewington

La BBC puso a prueba cuatro pulseras deportivas para comparar sus registros: Garmin Vivosmart, Fitbit Charge, Misfit Shine y Jawbone Up Move

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Te llenas de buena voluntad, de un optimismo irreductible y, con el corazón ligeramente alborotado, te embarcás en la tarea de mejorar tu salud. Para lograrlo, comienzas con ese ritual de correr, montar en bicicleta y hacer esforzados ejercicios en el gimnasio, pero, obviamente, ahora necesitas uno de esos modernos instrumentos que miden tu actividad.

Un pequeño medidor en el que puedes confiar, que llevas puesto 24 horas al día, siete días a la semana, y que monitorea cada paso, cada kilómetro y caloría consumida -incluso la calidad de ese esfuerzo- en un solo vistazo.

Millones de estos dispositivos han sido vendidos, y no se suele comprar más de uno para comprobar que marcan los mismos resultados. Simplemente crees lo que dicen. ¿Por qué no?

Eso es precisamente lo que motiva este experimento. 

 No se trata de que el producto muestre tus mensajes texto o que se ofrezca en tres gamas distinta de rosa: son los datos duros y puros.

Garmin Vivosmart, Fitbit Charge, Misfit Shine y Jawbone Up Move son los modelos que se ponen a prueba. En el peor de los casos, se encontró una diferencia de 23% en la distancia recorrida en un solo día.

 

Y en el transcurso de una semana, Fitbit Charge y Jawbone Up mostraron una diferencia de 2.549 calorías quemadas.

Ambas compañías coinciden en decir que no son las cifras concretas lo que importan, sino la tendencia.

Eso es lo que recomienda Gareth Jones, el director general de Fitbit en Europa. "En lugar de consultarlo a cada paso o mirar la siguiente caloría hay que quedarse con la tendencia que marca su ritmo", asegura.

"¿Está aumentando el número de pasos diarios que hace cada semana? ¿Se están incrementando las calorías quemadas día a día, semana a semana? Porque ésa es la tendencia que va a hacer que estés más saludable".

Monitoreo de frecuencia cardíaca

Es un sentimiento compartido por Jorgen Nordin, uno de los responsables de Jawbone. "Lo realmente importante es que nuestro sistema trata sobre todo de sentirse mejor, transformarse en una mejor versión de uno mismo", explica.

Tal vez haya algo de eso. Las buenas intenciones y la motivación mejoran el estilo de vida, y medir la actividad ayuda a incrementarla y transformar los hábitos.

Sin embargo, confiar demasiado en la tecnología, en aplicaciones de terceros que invitan a anotar lo que has comido y tomar estas cifras como un mandato divino, puede ser un camino equivocado.

 

Pero, seguramente, cuando compras uno de estos productos estás comprando también la idea de que necesitas estas cifras. Bien, Matthew Diamond, el director médico de Misfit, explica que esto no es una ciencia exacta. "Las variaciones en los algoritmos, los sensores utilizados, las características de la persona que lleva el dispositivo, así como el lugar donde se lo ponga, puede dar lugar a diferencias", sostiene.

Aun así, se reconoce que los productos que incorporan sensores para monitorear la frecuencia cardíaca ofrecen una mayor precisión en la medición de la quema de calorías, lo que podría ser interpretado como algo necesario.

Joyas y datos

Puede parecer que un nuevo dispositivo es lanzado al mercado cada semana. Algunos tienen el aspecto de simples relojes y otros, como uno de Misfit realizado con cristal de Swarovski , podrían dejar en evidencia hasta las joyas de Jennifer López.

Proporcionar estadísticas e incitar a "hacer más de ejercicio" son, pues, sólo el punto de partida para las ambiciones de sus creadores.

 

"Con los dispositivos de vestir como el Jawbone, se puede saber mucho sobre la persona que lo usa, y puedes usar esa información para individualizar sus preferencias en una suerte de internet de las personas, explica Jorgen Nordin, de Jawbone.

"Por ejemplo, llegas a casa después de correr. Y tu casa podría saber que has estado corriendo, no sólo por la temperatura de la piel, sino porque distintos sensores detectan que has estado sudando", plantea.

"Basándose en esta información, tu equipo de música podría poner un poco de jazz suave que te resulte relajante. Y tu termostato puede enfriar la casa para ayudarte a sentirte más fresco".

Llegados a este punto, sin embargo, para la mayoría de de la gente la pregunta más probable es: "¿Vale la pena todavía llevar un rastreador de actividad?". Los sensores están aún perfeccionándose y, como puede verse, no se puede esperar una precisión militar. Sin embargo, es una elección personal.