• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Venezuela dejó otra deuda por $75 millones a empresas uruguayas

La protesta convocada por las redes sociales se desarrolló en 10 departamentos | Foto: AP

Esta semana hubo una protesta de agricultores en Uruguay por el impago de la deuda | Foto: AP

Productoras de  pinturas, medicamentos y alimentos reiteraron sus exigencias al gobierno uruguayo para que cobre al gobierno venezolano el pago de las mercancías vendidas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ramón Muchacho, alcalde del opositor municipio Chacao, en el este de Caracas, la capital de Venezuela, escribió en su cuenta de Twitter un mensaje inquietante para las empresas uruguayas que exportaron a su país. "¿Los productores de leche uruguayos no se habrán enterado de que el gobierno venezolano le hizo default a quienes aquí producen alimentos, a las farmacéuticas, ensambladoras, líneas aéreas, embotelladoras, empresas de telecomunicaciones y demás? ¿Ellos creerán que tienen algún privilegio para cobrar? Que se pongan de últimos en la fila de cobradores y esperen su turno, si es que les llega! Así son todas las quiebras…", escribió el político opositor.

Sin embargo, no solamente las empresas lácteas uruguayas están preocupadas por cobrar. Un numeroso grupo de empresas está gestionando, con perfil bajo y a través de la Unión de Exportadores, el cobro de exportaciones realizadas a Venezuela por alrededor de US$ 75 millones. Plantearon su preocupación a la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, en una concurrida reunión que se realizó en el anfiteatro de la cartera el 28 de diciembre pasado, según supo El País. En la reunión participó también el embajador venezolano Julio Chirino.

Según contaron participantes del encuentro, en determinado momento un empresario pidió la palabra y preguntó en la reunión si había algún asistente que hubiese cobrado. La ministra Cosse entonces intervino y dijo que ella también quería saberlo. Ninguna empresa dijo haber cobrado.

Entre muchas otras, algunas de las empresas afectadas son los laboratorios Libra y Fármaco Uruguaya, las fábricas de pinturas Inca y Promac y las empresas Funsa y Urutransfor. La deuda más pequeña correspondía a la contraída por Venezuela con la empresa Urutransfor y alcanzaba a US$ 1,5 millones. En el caso de Funsa, las obligaciones no pagas superaban los US$ 3 millones. Estas empresas se suman a las lácteas Conaprole, Calcar, Pili y Claldy, a las que Venezuela les debe alrededor de US$ 100 millones.

Las deudas con este grupo de empresas hace un año llegaban a US$ 86 millones pero se redujeron. En el caso de Fármaco Uruguaya una solución estaría encaminándose.

La situación iba a volver a ser analizada en una nueva reunión que estaba prevista para este martes y que fue cancelada a último momento por la ministra Cosse por razones de agenda, aseguraron las fuentes.

¿Cómo afecta el impago a las empresas?

Una delegación de remitentes de la cooperativa Calcar, productora láctea, advirtió a la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca de la Cámara de Representantes de la complicada situación que atraviesa esta industria, de 60 años de historia, que se agravó ante la falta de pago de Venezuela de unos US$ 8 millones que debió recibir por el envío de 1.400 toneladas de queso ya realizadas.

Los productores advirtieron que la situación pone en riesgo a la empresa que tiene plantas en Carmelo y Tarariras, que recibe leche de 170 productores y que cuenta con alrededor de 700 trabajadores.

El productor Carlos Vico dijo a los legisladores que Calcar estaba construyendo una nueva planta de leche en polvo en Tarariras que actualmente está parada porque no cobró a Venezuela. "Se va llevando la situación como se puede. Al no existir otro negocio, es decir, al no poder venderle a otro, estamos pedaleando en el medio del río", dijo Vico.

Los productores señalaron que el acuerdo firmado en julio entre los gobiernos de Uruguay y Venezuela suponía que Calcar podría vender US$ 20 millones de queso a US$ 5,30 el kilo. El destino alternativo es México, que solamente paga US$ 2 el kilo, señalaron.