• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Primer caballero? El dilema de las presidentas casadas y cómo llamar a sus maridos oficialmente

De ganar la presidencia de EE UU, HIllary Clinton tendrán que ver cómo llamará oficialmente a su marido.| Foto: AP

De ganar la presidencia de EE UU, HIllary Clinton tendrán que ver cómo llamará oficialmente a su marido.| Foto: AP

"Primer hombre", "primer esposo", o solo "el marido de", ¿cómo llamar a la pareja de la mandataria de un país? Aquí algunos ejemplos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Cómo se le llama al esposo de una presidenta?, con esa interrogante comenzó el show de Jimmy Kimmel.

En el programa, el cómico preguntó a Hillary Clinton, aspirante a la candidatura demócrata para la Casa Blanca, cómo se le llamará oficialmente a Bill Clinton, si ella gana la presidencia de EE UU.

Durante una aparición en el programa "Jimmy Kimmel Live", la aspirante ofreció un par de ideas con una sonrisa, como "primer muchacho" o "primer camarada". "De verdad tenemos que trabajar en cómo llamarlo", bromeó.

Clinton comentó que su esposo le ha dicho que está decidido a romper el "puño de hierro" que ha regido el papel de las mujeres como esposas del presidente. Y Kimmel quería saber si Bill Clinton elegiría el diseño oficial de la vajilla de la Casa Blanca, algo que suele ser tarea de la primera dama. Pero Clinton comentó que tenía otras ideas para su esposo, como hablar con él sobre cómo crear empleo.

Clinton ha sido un objetivo favorito de las críticas de Donald Trump y otros precandidatos republicanos, pero ella dijo a Kimmel que las críticas solo son el ruido habitual de la campaña.

Joachim Sauer, marido de la canciller alemana Angela Mekel, es llamado en medios como “primer caballero”, aunque siempre entre comillas. El periódico The Huffington Post, en cambio, habla de él como “firts man” (Primer hombre), mientras que en Alemania se refieren a Sauer solo como el esposo de Merkel.

Mientras Néstor Kirchner vivió, y Cristina ya había tomado el mando de la Casa Rosada, la prensa trasandina hablaba de ellos como la “pareja presidencial” y el propio ex mandatario se refería a sí mismo como “primer caballero” de la Argentina, aunque le gustaba bromear al principio, proponiendo el título de “primer damo”.