• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Preparada para casarte? Aquí cinco formas de saberlo

Si piensas que aún eres muy joven y con muchas metas por cumplir, significa que aún no estás lista / Getty Images

Si piensas que aún eres muy joven y con muchas metas por cumplir, significa que aún no estás lista / Getty Images

Si se va al altar pensando que el matrimonio va a fracasar, es mejor pensarlo bien 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pensar en matrimonio es el sueño de muchas mujeres que tienen años con su pareja, pero a veces, esta idea no es lo primero que les ronda la cabeza si tienen algunos objetivos que quieren cumplir antes.

Casarse es un paso muy importante y es uno que se debe hacer de a dos. Para dar el sí, no solo se debe pensar en la nueva vida que pasarás con tu pareja, también debes saber si estás preparada para vivir para siempre con él.

Si aún no sabes si quieres casarte y tienes algunas dudas, aquí te dejamos cinco datos que pueden ayudarte a saber en qué posición te encuentras.

Te sientes atada: Si te sientes atada a tu pareja y también piensas que aún eres muy joven y con muchas metas por cumplir, significa que aún no estás lista para casarte. Lo ideal no es tener estos tipos de sentimientos, pues si te llegas a casar así, lo más probable es que tengas muchas peleas con tu futuro esposo a la larga.

Tienes muchas dudas: Hay una diferencia entre tener algunas dudas acerca de casarse y tener dudas persistentes acerca de si estás a punto de hacer lo correcto. Sigue tus instintos, estos raras veces se equivocan. Si sientes que lo mejor es esperar un tiempo, entonces aún no estás lista para iniciar esta nueva etapa.

Te gustaría que cambie algunas cosas: Si deseas que tu pareja cambie algunas cosas significa que no lo aceptas como es, y eso no es un buen augurio para su futuro juntos. El matrimonio es sobre el amor que se tienen el uno al otro pese a todos sus defectos. Si no terminas por aceptarlos, entonces seguro no estás preparada para dar el gran paso.

Tienes planes de contingencia: Si tienes planes de contingencia si tu matrimonio no funciona, entonces es mejor pensar dos veces antes de dar el “sí”. Si bien es inteligente estar preparada para todo, no es bueno ir al altar pensado en que tu matrimonio va fracasar.

Estás presionada: Si solo piensas en casarte porque tu pareja te lo menciona seguido o porque tus padres ya quieren verte con familia propia, entonces no estás lista para el matrimonio. La idea de pasar tu vida junto a tu pareja, debe salir de ambos.