• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Prensa italiana dice que Silvio Berlusconi podría vender el Milan a magnates chinos

Berlusconi ha desmentido en el pasado que haya puesto en venta al Milan | Foto AP

Berlusconi ha desmentido en el pasado que haya puesto en venta al Milan | Foto AP

El ex presidente italiano y dueño del 75% del club del norte del país se habría reunido con un emisario chino

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Silvio Berlusconi se deshace de su empresa más querida, el Milán? La hipótesis circula desde hace tiempo en Italia, pero los recientes encuentros con magnates orientales apuntan a que el expresidente del Gobierno y empresario parece haber tomado la decisión de vender el club.

Si hasta ahora eran tan solo rumores, siempre desmentidos por los dirigentes “rossoneri”, el supuesto encuentro que mantuvo anoche Berlusconi con un emisario chino recogido hoy en la prensa italiana hace pensar que la venta se concluirá en breve.

“Milan, China está cerca. El club rojinegro en venta, mes decisivo”, así titula hoy en portada el diario La Gazzetta dello Sport, que recoge el encuentro del propietario del club milanés con un misterioso empresario.

Según la prensa, Berlusconi cenó anoche en su mansión de Arcore, a las afueras de Milán, con Richard Lee, un hombre de negocios de Hong Kong, al que también se le vio el pasado 26 de octubre sentado entre el “ExCavaliere” y su hija Barbara en el palco de honor de San Siro.

Lee puede ser, añade la prensa italiana, el portavoz de un consorcio de empresarios chinos interesados en comprar el club o el intermediario de otros empresarios que ya habían mostrado su interés por la sociedad milanesa como Zong Qinghou, propietario de un coloso de bebidas o Poe Qui Ying Wansuo, conocido como "Mr Pink" y también en el campo de las bebidas energéticas.

El posible interés chino se une al ya conocido por el tailandés Bee Taechaubol, quien hace unos meses también se reunió en Arcore con el magnate y líder del partido Forza Italia, y según la prensa se estudió la cesión del 75% del Milan.

La Gazzetta dello Sport asegura que Berlusconi ha confesado a sus más allegados que ha vendido el 75% de su equipo y que como condición ha puesto que su hija Barbara siga siendo la consejera delegada del club.

Para el rotativo deportivo milanés la operación se puede cerrar ya en el mes de mayo, mientras que para otros diarios es difícil que Berlusconi anuncie la venta de uno de sus “amores” justo antes de las elecciones regionales ya que podría influir en los resultados de su partido.

Otra de las cuestiones de las que se habla estos días es: ¿Cuánto vale el Milan?

Fedele Confalionieri, hombre de confianza de Berlusconi y presidente de su imperio mediático, Mediaset, hace tiempo aseguró que el club, “como la catedral de Milán, no tiene precio”.

El mismo Berlusconi ha desmentido siempre que el club esté en venta y aseguraba que valía más de 500 millones. “No bromeemos con las cosas sagradas”, añadía el “ExCavaliere”.

Pero los tiempos han cambiado, el Milan, campeón de siete Ligas de Campeones y 18 “scudetti”, no gana ningún título desde 2011 y actualmente es octavo en de la Serie A, y sobre todo, se dice, que Berlusconi necesita liquidez para invertir en sus otras empresas.

La revista estadounidense Forbes hace un año calculó que el valor del Milan era 750 millones de euros, cerca 500 entre patrimonio inmobiliario, jugadores y la marca del club, a los que habría que sumar otros 250 de deudas acumuladas.

Berlusconi cubriría así los cerca 700 millones de euros que su grupo Finninvest se ha gastado en comprar para el canal vía satélite Premium Sport los derechos televisivos de la Liga de Campeones para los próximos tres años.

Asimismo, también podrían servir a otras operaciones en mente de Berlusconi como la compra por parte de su editorial Mondadori de la Rcs-Libri, por la que ya ha manifestado interés.

Para los medios, a pesar de nuevos desmentidos, está casi claro, que se han abierto las negociaciones en serio, aunque serán largas, para que Berlusconi ceda su empresa del alma, “pero todo tiene un precio”.