• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Peña Nieto parte a cumbre de APEC con un México enfurecido por estudiantes asesinados

México enfurecido por estudiantes asesinados / EFE

México enfurecido por estudiantes asesinados / EFE

En las últimas horas se han intensificado las protestas luego de conocerse testimonios sobre la masacre que sufrieron los jóvenes, siendo la calse política la más señalada por este hecho

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, tiene previsto viajar este domingo a China para asistir al foro APEC dejando a un país indignado por el anuncio de que los 43 estudiantes desaparecidos fueron masacrados.

La última manifestación multitudinaria para protestar por este crimen que ha conmocionado a México y al mundo acabó la noche del sábado con un ataque de un pequeño grupo radical al emblemático palacio nacional, en el corazón de Ciudad de México.

Una veintena de manifestantes, algunos encapuchados, se apoderaron de vallas metálicas que rodeaban el edificio y las utilizaron para intentar derribar la puerta principal.

Sin que las fuerzas de seguridad actuaran, el grupo también arrojó cócteles molotov contra la puerta de madera, que llegó a arder brevemente, y pintó el lema "Vivos los queremos", en referencia a los estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre en Iguala (Guerrero, sur).

Buena parte de los miles de manifestantes lamentaron que la marcha nocturna, convocada en redes sociales y que transcurrió pacíficamente incluso con la presencia de niños, derivara en actos vandálicos.

La policía dispersó finalmente a los manifestantes que consiguieron dañar la puerta del palacio, muy frecuentado por turistas que acuden a contemplar los impresionantes murales del pintor mexicano Diego Rivera.

Peña Nieto acostumbra a recibir en el palacio a jefes de Estado pero vive en la residencia de Los Pinos, en otro punto de la capital.

Horas antes hubo otra protesta de estudiantes Chilpancingo, la capital del convulso estado de Guerrero, donde unos 300 jóvenes prendieron fuego a una decena de vehículos frente a la sede de la gobernación.

Las protestas ocurrieron el día después de que la fiscalía anunciara que sicarios narcotraficantes han confesado que asesinaron a los estudiantes y quemaron sus cadáveres, un relato que los familiares y compañeros de los jóvenes se niegan a creer.