• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Paisajes que inspiraron a Tolkien para crear la Tierra Media

JRR Tolkien (a la izquierda) escribió El hobbit durante la década de 1930 cuando era profesor de Oxford | Foto: El Comercio

JRR Tolkien (a la izquierda) escribió El hobbit durante la década de 1930 cuando era profesor de Oxford | Foto: El Comercio

Aunque Tolkien luchó en la Primera Guerra Mundial, dijo que las dos guerras mundiales no habían inspirado la redacción de El hobbit y El señor de los anillos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pequeños pies peludos vuelven a poblar la pantalla grande con la llegada de la tercera película de El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos, la última de la saga épica.

La trilogía de la película –al igual que la de El señor de los anillos- se filmó en Nueva Zelanda. Sin embargo, JRR Tolkien, autor de los libros en los que se basan las películas, se inspiró principalmente en paisajes ingleses.

La comarca

En una carta a sus editores, John Ronald Reuel Tolkien escribió que La Comarca -el hogar de la "gente pequeña" mejor conocida como hobbits- era "más o menos un pueblo de Warwickshire en la época del jubileo de diamante (de la reina Victoria)", en 1897.

Aunque nació en Suráfrica en 1892, Tolkien se trasladó a Inglaterra cuando tenía 4 años, con su madre y hermano luego de la muerte de su padre.

Vivieron en los alrededores de Birmingham, incluyendo el pueblo de Sarehole, que, como el ficticio Hobbiton, tenía un molino de molienda de maíz junto al agua.

En una entrevista con un diario Tolkien recordó con cariño la zona, diciendo que La Comarca fue "inspirada en unos pocos kilómetros cuadrados de campo en Sarehole".

Sin embargo, mientras que el molino sigue en pie, de campo queda poco. Hoy la zona está rodeada por los suburbios de Birmingham.

Los agujeros de los hobbits y el anillo

En cuanto a las casas de los hobbits y sus llamativas puertas redondas, algunas personas afirman que se basaban en ruinas de Lydney Park, en Gloucestershire.

En 1929, Tolkien, entonces profesor de la Universidad de Oxford, visitó una excavación arqueológica en el sitio de un templo romano, conocido como Cerro de Enano.

Se cree que allí fue donde escuchó sobre un anillo de oro con inscripción encontrado en un campo de Hampshire en 1785, vinculado a una tabla de maldiciones romana descubierta en el área.

Tolkien comenzó a escribir El Hobbit, sobre un mediano que encuentra un anillo maldito, un año más tarde, según se cree.

"Hay un montón de buenas asociaciones para los fans de Tolkien", dice Mathew Lyons, autor de There and Back Again: In the Footsteps of J.R.R. Tolkien.

"La tradición local dice que estos agujeros en el suelo estaban habitados por gente pequeña pero Tolkien no hizo explícita esa conexión".

Rohan y Gondor

Existe un debate sobre si los jinetes de Rohan se basan en los anglosajones. Tolkien escribió que los personajes no se parecen a "los antiguos ingleses... excepto de una manera general, debido a sus circunstancias, un pueblo más simple y primitivo viviendo en contacto con una cultura superior y más venerable".

A pesar de esto, muchos académicos vinculan Rohan a uno de los reinos más poderosos de la Inglaterra anglosajona: Mercia, que se basaba en las Midlands, donde Tolkien pasó gran parte de su juventud.

Algunos también dicen que los nombres de los jinetes tienen sus raíces en el dialecto de Mercia.

"Tolkien se identificó a un nivel bastante emocional con Mercia, particularmente con Mercia Occidental, y su lenguaje. Mucho de eso fue puesto en Rohan," dice Lyons.

George Sayer, quien escribió la biografía de CS Lewis, recordó un paseo con Tolkien en las colinas de Malvern en Worcestershire.

El autor de El señor de los anillos "vivió el libro mientras caminábamos, a veces comparando partes de las colinas con, por ejemplo, las Montañas Blancas" que marcaba la frontera entre Rohan y Gondor, dijo.

Después de un día de fiesta italiana en 1955, Tolkien, algo alegre, se refirió a Venecia como Gondor. Sin embargo, esto ocurrió después de haber escrito El señor de los anillos. También escribió que "el gigantesco y masivo" poder de Gondor para construir se parecía al de los antiguos egipcios.

Las dos o más torres

Tolkien escribió El señor de los anillos como una sola épica pero, debido a su extensión, sus editores imprimieron tres volúmenes, nombrando el segundo libro Las Dos Torres, un título con el que el autor no quedó "nada feliz".

Él escribió que podría estar relacionado con la torre de Orthanc (la casa del mago Saruman) y la "Torre de Cirith Ungol" -una fortaleza del oscuro señor Sauron- pero dijo que esto era engañoso ya que la historia también destacaba otras dos torres: Minas Tirith, la capital de Gondor, y la Torre Oscura, la base principal de Sauron.

Muchos creen que las torres se modelaron a partir de Perrott Folly y la Torre de Abastecimiento de Agua del suburbio de Edgbaston en Birmingham, donde Tolkien vivió cuando era niño.

Además, la torre del reloj iluminada de la Universidad de Birmingham, visible a través de la ciudad, se ha sugerido como la inspiración para el "Ojo de Sauron" siempre vigilante.

Rivendell

En una carta a su hijo Michael, el autor escribió que el viaje de Bilbo Bolsón desde el asentamiento de los elfos de Rivendel a las Montañas Nubladas se basó en un viaje a Suiza en 1911.

"Fuimos a pie cargando grandes paquetes prácticamente todo el camino de Interlaken, principalmente por caminos de montaña, a Lauterbrunnen y así a Mürren y, finalmente, a la cabeza de Lauterbrunnenthal en una jungla de morrenas", recordó.

Salvo por la residencia de los elfos, el dibujo de Tolkien de Rivendel en la edición ilustrada de El hobbit es casi idéntico a una vista del valle de Lauterbrunnen.

La ciénaga de los muertos

Aunque Tolkien luchó en la Primera Guerra Mundial, dijo que las dos guerras mundiales no habían inspirado la redacción de El hobbit y El señor de los anillos.

Sin embargo, admitió que el paisaje de las Ciénagas de los Muertos, donde Frodo Bolsón queda paralizado por los cadáveres que yacen en las piscinas, y el enfoque de la Puerta Negra de Mordor "le deben algo al norte de Francia después de la Batalla del Somme".

Pero como Tolkien escribió en el prólogo a la segunda edición de El señor de los anillos: "Un autor no puede, por supuesto, permanecer completamente desafectado de su experiencia, pero las formas en que el germen de una historia utiliza el suelo de la experiencia son extremadamente complejas, y los intentos por definir el proceso son, en el mejor de los casos, suposiciones a partir de la evidencia que es insuficiente y ambigua".