• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Padres realizan campaña tras muerte de su hija adicta al bronceado

La lucha de Glenna sigue siendo recordada desde The Glenna Kohl Fund for Hope | El Mercurio Chile

La lucha de Glenna sigue siendo recordada desde The Glenna Kohl Fund for Hope | El Mercurio /Chile

Glenna Kohl abusaba de los solárium y murió a los 26 años, como consecuencia de un cáncer a la piel. Sus papás ya han logrado cambiar la legislación de estos lugares en su Estado, Massachusetts

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tenía apenas 22 años cuando fue diagnosticada con melanoma en etapa 3. Glenna Kohl era una universitaria que acostumbraba pasar sus veranos trabajando como salvavidas y el resto del año, le encantaba broncearse en los solárium, hábito que mantuvo hasta el día en que se enteró que tenía cáncer de piel.

Fue mientras se ejercitaba que notó un bulto en su ingle, del tamaño de una pelota de golf. Era el año 2005, y debió someterse a una biopsia, recordando con sospecha, que tal vez los doctores habían errado el diagnóstico cuando le sacaron años antes un lunar extraño que tenía, pero que no había reflejado nada malo en los exámenes. Esta vez fue distinto; tenía cáncer a la piel en etapa avanzada.

"Lo que tenga que hacer para combatir el cáncer, lo haré", dijo la joven, tal como lo recordó hace años su padre, Bob, para Cosmopolitan. Pero la enfermedad se había traspasado a su sistema linfático, por lo que los médicos tuvieron que sacarle 13 nódulos.

Pasado un año, un nuevo bulto apareció en su abdomen, y Glenna constató con los doctores que el cáncer había avanzado a una etapa 4. Falleció tras una dolorosa lucha por recuperar su salud, que incluyó fuertes drogas y tratamientos alternativos, en noviembre del 2008, con apenas 26 años.

Según señaló su madre, Glenna nunca pensó que su hábito por tomar sol y los solárium terminaría matándola, y es por eso que ella y su marido dieron nacimiento a Glenna Kohl Fund for Hope, un espacio que pretende concientizar sobre la detección temprana del melanoma y cómo prevenirlo. "Glenna ya no está aquí para informar a la gente, así que nosotros haremos el trabajo por ella", dijo la mujer.

Tal ha sido el trabajo que ella y su esposo han hecho, que lograron que el año 2014, el Estado de Massachusetts aprobara una ley que prohíbe el uso de solariums en menores de 16 años, y entre los 16 y 17, exige una autorización de los padres para hacerlo.

Y tú, ¿dejas que tus hijos tomen sol libremente?