• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Padres en EE UU habrían matado a su hijo en un ritual religioso

Se presume que el joven, de 19 años de edad, falleció producto de los golpes a los que fue sometido durante varias horas para que confesara sus pecados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un macabro caso se registró en la localidad de Nueva Hartford, en Estado Unidos. Se trata del asesinato de un joven de 19 años de edad, quien habría sido golpeado por sus padres durante varias horas en un ritual religioso.

El hecho ocurrió en una sesión de terapia espiritual de un grupo cristiano de la iglesia "Word of Life" (Palabra de Vida).

En el lugar, los hermanos Lucas y Christopher Leonard, de 19 y 17 años, respectivamente, habrían sido agredidos por varios integrantes de la agrupación religiosa, entre ellos sus padres.

Fue su misma familia quien llevó al mayor de ellos al hospital, en donde mintieron, asegurando que el joven había recibido una herida de bala.

Lucas falleció en el recinto hospitalario el lunes, mientras que su hermano menor, quien no recibió ayuda, fue hallado en la iglesia con graves lesiones.

"Tardamos horas en encontrar a Christopher", señaló el jefe de la policía local, Michael Inserra, en declaraciones recogidas por BBC Mundo.

La policía de Nueva Hartford y de Nueva York comenzaron una investigación conjunta sobre este caso, cuando se les notificó la muerte del mayor de los hermanos.

"Fueron sometidos a castigo físico durante varias horas, con el objetivo de que confesaran sus pecados y pidieran perdón", informó Inserra.

El miércoles la policía arrestó a los padres de los jóvenes, Bruce y Deborah Leonard, quienes se declararon inocentes. Ambos enfrentan cargos de homicido imprudente y agresión.

La defensa de la mujer imputada alegó que ella se sintió incapaz de detener la agresión de la que fueron víctimas sus hijos.

"No tuvo la fuerza emocional para oponerse a los demás en la iglesia de la que es miembro desde hace 30 años", declaró su abogado, Devin Garramone.

Otros cuatro integrantes del grupo religioso también fueron aprehendidos y están acusados de agresión en segundo grado. Entre ellos está la hermanastra de los jóvenes, Sarah Ferguson.