• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Padre desahuciado graba videos con lecciones de vida para su hija

Una imagen familiar del bautizo de Georgiana en 2010

Una imagen familiar del bautizo de Georgiana en 2010

Ian Pratt padece la enfermedad de la neurona motora y tiene claro que no podrá ver crecer a la pequeña Georgiana. Por esto, quiere dejarle recuerdos y consejos sobre diversos temas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"La enfermedad de la neurona motora no elige a quien ataca (…) Poco a poco me irá privando de mi habilidad de caminar, moverme, comer, hablar y respirar (…) Le robará su papá a mi hermosa hija Georgiana. Sé que no viviré lo suficiente para verla crecer y no podré estar ahí para apoyarla, alentarla y protegerla".

Las palabras son de Ian Pratt, un hombre de 44 años que en 2012 fue diagnosticado con ese mal que con suerte le permitirá vivir un año más, ya que causa estragos en el sistema nervioso central.

Es por esto que, tal como lo han hecho otros padres afectados por enfermedades terminales, decidió hacer algo para estar presente en la futura vida de su hija y comenzó a grabar breves videos que Georgiana -de tres años y medio- podrá ver cuando vaya creciendo. "Quería algo a lo que ella pueda recurrir cuando necesite oírme, porque yo no estaré cerca para ella", dijo Ian al "Daily Mail", uno de los varios medios que han recogido su historia.

Ian y su esposa Catherine se casaron en 2009, y casi un año después nació su hija. Tenían grandes planes, como construir la casa de sueños y viajar por el mundo, hasta que la enfermedad de la neurona motora entró en sus vidas.

Fue en 2011 cuando Ian se dio cuenta de que algo no estaba bien, luego de adelgazar casi 20 kilos en unas pocas semanas. Le realizaron una serie de exámenes cuyos resultados descartaron cáncer -que era su mayor temor-, pero que abrieron la posibilidad a algo peor. Y así fue.

"Me dijeron que no había tratamiento, que era progresiva, por lo que iría empeorando y moriría (…) Mi médico me dijo que en el mejor de los casos podía ocurrir en cinco años y en el peor, en tres. Ya la he tenido por cinco años, así que no tengo idea de cuánto tiempo me queda", señaló.

Ahora, su mayor preocupación es que su hija no herede su enfermedad y es por esto que le ha rogado a su médico que encuentre una cura en el caso de que Georgiana llegue a padecerla.

Los videos

Ian no sólo desea que los videos sirvan para que su hija lo recuerde, sino que a través de ellos también quiere darle consejos y contarle episodios de su vida. En este sentido, reconoció que hasta ahora el más difícil de grabar ha sido en el que le habla de su llegada, de cuánto él y su madre la deseaban, y de cuánto la aman.

También le ha hablado del amor. "Le he dicho que no se conforme con la primera persona que encuentre, porque podría ser un encanto, pero probablemente no será el hombre con el que se casará", reveló.

Asimismo, le ha recomendado no formalizar una relación demasiado pronto y aceptar que le romperán su corazón un par de veces, porque cuando la persona correcta aparezca, ella lo sabrá.

Respecto a la amistad, en sus grabaciones Ian le ha aconsejado a Georgiana que tenga diferentes tipos de amigos, que la ayudarán de distintas maneras, y que nunca diga algo de lo que después se podría arrepentir, "porque una vez que está dicho, nunca se puede volver atrás".

"Le he hablado de educación. Realmente me gustaría que fuera a la universidad. Quiero que aspire alto. ¡No que sea un médico, pero sí una especialista! Que sea lo mejor que pueda ser y que haga una diferencia a la sociedad", contó Ian.

También le ha hecho sugerencias relativas al dinero. "Le mostré cómo elaborar un presupuesto y le recomendé congelar su tarjeta de crédito en un bloque de hielo si es que alguna vez tiene problemas financieros", señaló.

Ian, contador de profesión, afirmó que se ha preocupado de dejarle dinero para su futuro. "Quiero que gaste un poco en viajes o en lo que ella quiera, pero quiero que sea cuidadosa con el resto", dijo.

Y ha ido más allá: "Le he dado consejos sobre su primer trabajo. Le he dicho que para empezar tendrá que hacer un montón de tazas de té y que no espere ascender demasiado rápido", sostuvo, y agregó: "Tiene que ser segura y estar llena de ideas, pero debe aprender de los mayores. Espero que la ayuden y guíen".

Pero quizás lo más importante que Ian le ha recomendado a Georgiana en sus videos es que confíe en su madre. "Habrá situaciones difíciles en las que no estaré presente. Le he dicho: ‘Cualquiera que sea tu problema, mamá no te juzgará, habla con ella".