• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Óscar Iván Zuluaga: Un nuevo tiempo va a comenzar

Óscar Iván Zuluaga, reapareció después de su baja médica por laringitis / EFE

El  candidato del Centro Democrático explica por qué los colombianos deben votar por él

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Le hacemos a Colombia una propuesta de transformación social porque queremos el cambio. Porque creemos en una política de ideas, de principios, de altura.

Somos un partido con una bancada de senadores y representantes jóvenes, profesionales ajenos a las estructuras partidistas tradicionales y motivados por el honor del servicio público.

Tenemos la mano firme para decirle no a la politiquería y el corazón grande para darle oportunidades a una nueva generación. Tenemos la mano firme para aplicarle la ley al terrorismo y el corazón grande para brindarle reinserción generosa a la base guerrillera.

Tenemos la mano firme para rechazar el clientelismo, el corazón grande para formar acuerdos donde prime el interés de la Patria.
Ustedes tienen hoy la opción de elegir entre la política de tradición y la política de vocación, entre las élites partidistas o la Colombia hecha a pulso, entre la demagogia y los principios ideológicos, entre el triunfo de la impunidad o la paz con justicia.

Por eso, le proponemos a Colombia un manifiesto por la transformación social, lleno de ideas, de programas financiables, ejecutables y capaces de resolver los problemas reales de los ciudadanos. Nuestra propuesta para Colombia se centra en cinco pilares: la cohesión social, la seguridad democrática, la confianza inversionista, la participación ciudadana y un Estado austero. Estos son los fundamentos que, con orgullo, diseminaremos por todo el territorio nacional para lograr ‘Una Colombia con oportunidades para todos’.

Cohesión social: El reto más importante que tenemos como país es construir una verdadera sociedad de oportunidades. Para alcanzarlo, debemos asegurar el acceso universal a la educación y salud de calidad, y garantizar que nuestras redes de apoyo atiendan eficazmente a los más pobres y que tengamos en la protección de los derechos de nuestros niños la base de nuestra política social.
Entre muchas otras iniciativas, en todos los colegios públicos se implementará la Jornada Única Escolar de ocho horas. Y a los pensionados más vulnerables se les reducirá el aporte a salud.

Nuestra propuesta laboral se resume en clusters productivos desde las regiones, estabilidad económica e inspección laboral para garantizar empleos dignos.

Seguridad democrática: Colombia necesita recuperar la política de seguridad democrática y complementarla con una justicia eficaz. La verdadera paz se construye con más seguridad y más justicia, no a partir de impunidad y privilegios políticos para los violentos. Combatiremos sin cuartel el microtráfico, la extorsión, los delitos urbanos y el terrorismo. La seguridad será el eje de mi gobierno porque un país seguro es un país capaz de pensar en grande.

Nuestra agenda de seguridad contempla la protección a los ciudadanos en todo el territorio por parte de la fuerza pública, la coordinación operacional de todas las fuerzas, un plan de fronteras seguras. Asimismo, recuperaremos la cooperación de la ciudadanía con la fuerza pública. Buscamos asegurar el fuero militar y reformar estructuralmente la justicia penal militar, entre otros. Nuestra propuesta de Seguridad Ciudadana ha sido estructurada para reducir drásticamente este flagelo y permitir que los ciudadanos ejerzan sus libertades individuales a lo largo de todo el territorio.

Seguridad Inversionista: Buscaré una economía sólida y llena de confianza para la inversión. Colombia debe fijarse metas concretas, asegurando la sostenibilidad del crecimiento basado en la estabilidad de las políticas fiscales y monetarias con un horizonte de mediano y largo plazo.
No negociaremos más TLC. Considerando que Colombia ha suscrito una decena de tratados de libre comercio durante los últimos diez años, finalizaremos las negociaciones que actualmente se adelantan y congelaremos las nuevas.

Participación ciudadana: En nuestro gobierno estaremos atentos a las necesidades de la población, desarrollaremos estrategias que nos acerquen a la problemática social, de tal manera que los programas estén enfocados a brindar soluciones oportunas que favorezcan la gobernabilidad.

Estado austero: Nuestra administración se caracterizará por el uso eficiente de sus recursos. El presupuesto público siempre estará orientado a suplir las necesidades de la población y nunca tendrá intereses particulares.