• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Ocaña: cultura, historia y naturaleza en un solo lugar

Ocaña, la segunda ciudad más importante de Norte de Santander, en Colombia, está celebrando sus 445 años de fundación / Foto viveocana.com

Ocaña, la segunda ciudad más importante de Norte de Santander, en Colombia, está celebrando sus 445 años de fundación / Foto viveocana.com

Un recorrido por las maravillas y encantos de la segunda ciudad de Norte de Santander, en Colombia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ocaña, la segunda ciudad más importante de Norte de Santander, en Colombia, está celebrando sus 445 años de fundación. El aniversario puede ser una gran excusa para descubrir este destino de turismo cultural y religioso, repleto de construcciones históricas y monumentos nacionales.

Pasar por Ocaña en medio del recorrido de la Gran Convención es hacer una ruta turística e histórica que recuerda el congreso celebrado en 1828, que decretó la disolución de la Gran Colombia. Un complejo arquitectónico da cuenta de ese pasado.

Hay que visitar el Santuario del Agua de la Virgen, declarado monumento nacional en 1972, ubicado en la montaña Torcoroma (a nueve kilómetros de la cabecera municipal), que conmemora la aparición de la Virgen de la Inmaculada Concepción en la madera de un árbol. Aunque la reliquia original permanece en la capilla de Nuestra Señora de Torcoroma, en el centro histórico de Ocaña, el santuario es lugar de peregrinación porque, según la tradición oral, en el momento de la aparición brotó una fuente de agua, que todavía mana y a la que se le atribuyen propiedades medicinales.

También hay que ir a la catedral de Santa Ana, el primer templo que se levantó en Ocaña. Su construcción, que se inició en 1576, duró 40 años. Debió ser restaurada por un terremoto en 1875 y fue declarada catedral por Juan XXIII en 1962. La adornan obras centenarias de arte religioso, como el retablo de madera de estilo isabelino en su altar mayor y varias estatuas de santos e imágenes traídas desde España.

La siguiente parada puede ser en el monumento a Cristo Rey, en el cerro de La Horca. Esta imponente estatua de bronce, de seis metros, representa a Cristo resucitado, con los brazos abiertos. La escultura fue elaborada en Barcelona por encargo de la comunidad jesuita y su pedestal tiene 12 metros de alto.

La Casa Museo de Antón García de Bonilla fue inaugurada en 1973. Alberga una colección de documentos y objetos de la época de la Colonia, a la que también responde su arquitectura. Fue la casa del encomendero, pintoresco e influyente, de la población a finales del siglo XVII, Antón García de Bonilla. Actualmente, funciona como la sede de la Academia de Historia de Ocaña.

A media hora de la ciudad se encuentra La Playa de Belén, un pueblo colonial de casas blancas con ventanales y puertas de madera pintadas de marrón. Es uno de los 17 pueblos patrimonio y allí se encuentra el área natural Los Estoraques, de grandes formaciones geomorfológicas que componen un bello e impresionante paisaje.

A los atractivos de la ciudad se sumará el centro comercial y empresarial Ocaña Plaza, una obra de la constructora Nuwa que tendrá un área total de 79.000 metros cuadrados. Salas de cine, las principales tiendas de ropa y de comidas, oficinas comerciales, consultorios y hasta un hotel harán parte de este nuevo complejo, que estará al nivel de los más importantes centros comerciales del país. Abrirá sus puertas en diciembre de este año.