• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Obama escribe nuevo capítulo en las relaciones Cuba-Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se sumó a las críticas a los premios Oscar.- Foto: AP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama / Foto: AP

El presidente estadounidense sumará otro paso en la increíble cadena de hechos que han mejorado los vínculos entre La Habana y Washington 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Barack Obama se convertirá a partir de hoy en el primer presidente de su país que pisa suelo cubano desde 1928, y lo hará a pesar del bloqueo o embargo económico que Estados Unidos mantiene vigente contra Cuba y de las evidentes diferencias que aún mantienen ambas naciones, que fueron enemigas acérrimas hasta que el 17 de diciembre de 2014 se anunció el inicio del proceso de restablecimiento de sus relaciones diplomáticas.

Obama llega a Cuba tras haber anunciado su empeño de combatir el bloqueo o embargo hasta derribarlo, esto a pesar de la fuerte oposición de sectores conservadores en su país, porque entiende que la política de Estados Unidos hacia esta nación caribeña ha sido fallida.

En Cuba será recibido por el presidente Raúl Castro, con quien ha mantenido dos encuentros que conmocionaron al mundo político: uno durante la Cumbre de las Américas en Panamá y otro en el contexto de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.

El gobierno cubano entiende que hay que resolver problemas como la derogación del bloqueo o embargo económico, la devolución de la Base Naval de Guantánamo y el cese de lo que ellos llaman financiamiento ilegal de disidentes, entre otros. Obama, por su parte, sostiene que si bien el bloqueo o embargo es insostenible, su propósito de buscar mayor apertura democrática en Cuba no cesará sino que se afirmará mediante lo que llama nuevas estrategias.

Como ejemplo de esa nueva etapa en las relaciones, el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, publicó una extensa carta de bienvenida al presidente estadounidense, en la cual expone sus argumentos para recibirlo con los brazos abiertos.

Obama ha ido desmontando los puntos más críticos del bloqueo o embargo de manera quirúrgica. Utilizando sus prerrogativas presidenciales ha recurrido a complicados entarimados legales que le permiten liberar el comercio entre ambos países. Tan reciente como la semana pasada desregularizó varias disposiciones del bloqueo o embargo como parte de su estrategia de acercamiento a Cuba.

“El objetivo de la política del presidente con respecto a Cuba es simple: mejorar la vida del pueblo cubano y promover los intereses de Estados Unidos. El presidente fundamentalmente cree que la mejor manera de alcanzar el objetivo es facilitar más la interacción entre los pueblos de Cuba y Estados Unidos, incluso a través de viajes y oportunidades comerciales y mediante un mayor acceso a la información”, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, en una declaración escrita recibida por El Nuevo Día.

El acercamiento entre Cuba y Estados Unidos avanza  más lentamente de lo que muchos consideran conveniente, pero se mueve. Esa realidad ha hecho que otros países comiencen a acelerar el paso en sus planes con la isla caribeña.

Obama llega a pocos días de que la Unión Europea alcanzara un histórico acuerdo con Cuba que enterró la llamada “posición común”, mecanismo que condicionaba rigurosamente la actividad económica de los países europeos en tierras cubanas.

Si bien el diálogo entre la UE y Cuba viene de antes de la era Obama, no sería erróneo decir que el coqueteo entre caribeños y europeos representa un llamado de atención para Estados Unidos.
Por tal razón, entre muchas otras, Obama viaja a Cuba. Su agenda incluirá conversaciones con su homólogo Castro, así como sus tradicionales mensajes y visitas a ámbitos de la vida cotidiana del país. Será bien recibido, asegura el gobierno, como se ha hecho con cada mandatario que ha visitado el país recientemente. Ahora queda ver si esa visita a Cuba será respondida con una de Castro a Washington, como dice Gerardo Hernández, uno de los llamados cinco héroes cubanos.

La primera parte de ese “gesto” se concreta hoy en la tarde en La Habana y a partir de ahí se comenzará a escribir un nuevo capítulo en las relaciones cada vez menos tensas entre Cuba y Estados Unidos, un libreto cuyo final dista de estar a la vuelta de la esquina, pues son muchas las historias que quedan por contar.

Coolidge, el último visitante

Con solo 30 años de independencia, Cuba recibió hace 88 años la última visita de un presidente estadounidense: Calvin Coolidge, el trigésimo mandatario de Estados Unidos de América que gobernó entre 1923 y 1929.

Coolidge llegó a la isla el 16 de enero de 1928 y fue recibido con vítores y flores durante un recorrido en automóvil por las calles de La Habana, para la inauguración de la VI Conferencia Panamericana, que fue en la época el antecedente más cercano de la Organización de Estados Americanos, reportó EFE.

Acompañado por su esposa, Anna Grace, el presidente fue invitado por el entonces gobernante de Cuba, Gerardo Machado (1925 y 1933), recordado por su represión a los movimientos populares y a todo tipo de oposición. Con la visita de Coolidge, Machado buscaba el respaldo del gobierno estadounidense para su continuidad en el poder en un momento en el que la política y economía de la isla era controlada desde Estado Unidos.

Fechas clave

17 diciembre de 2014.
La Casa Blanca anunció que comenzó el deshielo de las relaciones diplomáticas con Cuba. El 1° de julio de 2015 Barack Obama y Raúl Castro restablecieron relaciones.
 
20 julio de 2015.
Cuba abrió su embajada en Washington luego de 54 años. El 14 agosto, el secretario de Estado, John Kerry, viajó a la isla para presidir el izado de la bandera en la embajada.

25 septiembre 2015.
Raúl Castro viajó a Estados Unidos para intervenir por primera vez en la Asamblea General de la ONU.

11 diciembre 2015.
Estados Unidos restableció los vuelos comerciales a Cuba. Habilitaron 20 vuelos diarios a La Habana y 10 a otras ciudades.

16 de febrero de 2016.
Visita de Rodrigo Malmierca, ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, a la Cámara de Comercio de Estados Unidos. Un día después Obama pidió en el Congreso levantar el embargo a Cuba.
 
15 marzo de 2016.
Estados Unidos autorizó viajes individuales educativos y el uso de dólar con Cuba, a pesar de que el turismo sigue estando prohibido. Artistas y deportistas podrán obtener un salario en Estados Unidos.
 
16 marzo de 2016.
El correo directo entre Estados Unidos y la isla, interrumpido hace medio siglo, se restableció con un “vuelo inaugural”.