• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

"Nisman me dijo que no iba a usar el arma", afirmó quien le entregó la pistola al fiscal

 Fotografía de archivo (25/10/06), del fiscal argentino Alberto Nisman, que denunció a la presidenta, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de Irán en un atentado contra la mutual judía AMIA/ EFE

Fiscal argentino Alberto Nisman | Foto: EFE

El lunes, en su primera declaración televisada sobre el tema, la presidenta Fernández insinuó que podría tratarse de un asesinato y puso un manto de sospecha sobre Lagomarsino al recalcar la relación "íntima" que habría tenido con Nisman

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Diego Lagomarsino dijo que el fallecido investigador judicial "ya no confiaba" en sus guardias.

"Tengo miedo por las chicas (...) ya no confío ni siquiera en la custodia", le habría dicho Nisman tras pedirle que le prestara la pistola calibre 22 que guardaba en su casa. "En ese momento (el fiscal) se quiebra y me dice: '¿vos sabes lo que es que tus hijas no quieran estar con vos por miedo a que les pase algo?' ", relató Lagomarsino ante la prensa.

Pese a que el asesor afirmó que su arma era "vieja", el fiscal insistió en que la necesitaba y añadió que era para tenerla en la guantera de su auto por si venía "algún loquito". "Igual, no te preocupes porque no la voy a usar", le habría dicho mientras él le explicaba cómo manipularla.

Lagomarsino, quien se presentó voluntariamente a declarar después del hallazgo del cuerpo de Nisman, ha sido acusado por "facilitar" el arma al fiscal, quien falleció cuatro días después de que denunciara ante un juez a la Presidenta Cristina Fernández por supuesto encubrimiento de un grupo de iraníes sospechosos del atentado al centro judío de la AMIA en 1994 y horas antes de presentarse al Congreso para dar detalles sobre la acusación.

La justicia investiga si la muerte del fiscal fue un asesinato, un suicidio voluntario o un suicidio inducido. Tras lo ocurrido el 18 de enero, el gobierno se apresuró a asegurar que se trataba de un suicidio, pero en los últimos días las autoridades han cambiado su versión.

El lunes, en su primera declaración televisada sobre el tema, la presidenta Fernández insinuó que podría tratarse de un asesinato y puso un manto de sospecha sobre Lagomarsino al recalcar la relación "íntima" que habría tenido con Nisman.

El abogado defensor de Lagomarsino, Maximiliano Rusconi, desmintió los dichos de la mandataria al asegurar que entre su cliente y Nisman solo existía una relación laboral. "Nos ha sorprendido mucho la información de la presidenta; si tiene información que la incorpore a la causa (...) voy a sugerir que Cristina Fernández, ya que tiene tanta información, se presente a declarar", dijo el abogado.