• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Mujeres que no quieren ser madres están cansadas de las críticas

Mujeres que no quieren ser madres están cansadas de las críticas

Mujeres que no quieren ser madres están cansadas de las críticas

Que algo malo les pasa, que nacieron sin el gen del instinto maternal o que son egoístas… Las mujeres que han optado por no tener hijos frecuentemente enfrentan una serie de juicios por su decisión, por lo que se han unido desde distintos flancos para defender su postura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“¿Saben lo que sigo sin comprender? Que sean las propias mujeres quienes no respeten mi decisión de no ser madre. Amo mi cuerpo, deseo lo mejor para mi vida y si yo decido no ser madre es tan digno de respeto como para ti ser madre”, escribió Anaïs en su página de Facebook “Soy mujer y no quiero tener hijos”.

Ciento cuarenta y dos “me gusta” después, una seguidora del sitio le comenta: “(Esas mujeres) son las primeras en llamar ‘egoístas’ a las que deciden no tener… ¿Quién es más egoísta? ¿No lo es acaso el que tiene por miedo a quedarse solo? ¿El que los tiene para ver si mejora su relación sentimental? ¿Los que quieren que en un futuro sean los hijos los que los cuiden? El que quiere tener un ‘miniYo’”.

Tal como el espacio virtual de Anaïs, en internet hay una serie de páginas dedicadas a aquellas mujeres que han decidido no convertirse en madres, y la crítica habitual que hacen es la incomprensión social ante su decisión.

“Solo basta con poner en su buscador de internet la palabra ‘madres’ para tener una gama muy amplia de páginas web con todo tipo de temas, consejos, blogs y comunidades para mujeres, donde se asume que ‘todas’ somos o queremos ser madres. (Pero) este espacio es todo lo contrario. Aquí participamos tanto hombres como mujeres que hemos decidido no tener hijos y hacer nuestra vida de manera no convencional o como se nos indica en los parámetros sociales”, explican para presentarse, en el sitio “No hijos. Mi cuerpo, mi decisión”.

Pero la, entre comillas, lucha por ser aceptadas con su decisión no solo se restringe a comunidades en la red; también han querido empoderar su opción de vida a través de videos, testimonios, e incluso libros que, una y otra vez, vuelven a explicar desde distintas perspectivas por qué una mujer simplemente no quiere ser mamá, demostrando que, pese a que cada vez son más las que se unen a esta cruzada por la no-maternidad, siguen siendo una minoría que para muchos, aún no es completamente comprendida.

La carrera, la estabilidad en la pareja son apenas algunos de los factores que hoy en día están atrasando la maternidad en las mujeres en Chile y en otros países. Sin embargo, para las chilenas, convertirse en madres sigue siendo una de las instancias más importantes que esperan en sus vidas.

Así lo informó un estudio encargado por la Clínica Las Condes a Adimark GfK, agregando que un 73% de las encuestadas aseguró que lo que más las realiza como personas es la maternidad y la familia, porcentaje seguido por la carrera, el trabajo y los estudios, con un 73%.

“Estoy en contra de muchas madres. No de todas. Solo contra las que bajaron el moño y renunciaron angélicamente a todas sus aspiraciones, contra las que aceptaron procrear sin pedir nada a cambio, sin exigir el apoyo del marido-padre o del Estado. Contra las que, en un reciclaje actual de la madre-sirvienta, se han vuelto madres-totales y supermadres dispuestas a cargar casa, profesión e hijos sobre sus hombros”, escribió por su parte Lina Meruane, escritora chilena radicada en Nueva York y autora de “Contra los hijos”, un ensayo sobre la mujer y la maternidad, publicado en México y que para ella, “debería venderse en las farmacias, junto al condón y la píldora”.

Meruane, de 43 años, ha declarado públicamente que nunca quiso ser madre, y ha criticado que a las mujeres como ella se las tache de “mujeres sin instinto” y “egoístas”.

“La acusación de egoísmo ha ido reciclándose en otros términos: se dice que estas mujeres ‘tienen un problema’, alguna malformación, alguna incapacidad, alguna condición psiquiátrica. Y a esos ‘problemas’ se ha sumado una explicación derivada de la genética que ahora pregona que a las mujeres que carecen del instinto maternal les falta el gen del deseo materno. ¡Está descrito así! (…) Se trata de volver al viejo argumento de que a la mujer sin hijos le falta algo, pero esta vez desde la incontestable certeza de la ciencia. La prueba de que el único deseo legitimado es tenerlos”, señaló en la revista Yorokobu.

“El lado malo de no querer tener hijos es que te van a molestar (…) porque no creo que haya un minuto en la vida de una mujer en el que la gente deje de preguntarle, ¿quieres hijos? ¿Tienes hijos? ¿Por qué no tienes hijos?”, alega Cristen Conger, en un video para su sitio “Cosas que la mamá nunca te dijo”.

“Así que si no sabes qué decir cuando intenten convencerte sobre tener un hijo o que no querer tener un hijo no es la decisión correcta, creo que a lo mejor podrías preguntarles ¿por qué te interesa tanto el estado de mi útero? (O pregúntate a ti) ¿cómo les afectará a sus vidas el que tú tengas o no hijos?”, reflexiona Conger.