• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Mujer falleció de un paro respiratorio al defender a sus perros en Colombia

Otra víctima de esta tragedia es la hija de Lilia, la niña fue testigo del hecho e intentó reanimarla | Foto: El Tiempo

Otra víctima de esta tragedia es la hija de Lilia, la niña fue testigo del hecho e intentó reanimarla | Foto: El Tiempo

Lilia Salgadode 37 años hizo un esfuerzo físico que provocó su deceso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lilia Helena Salgado, de 37 años, murió al sufrir un paro respiratorio en medio de un incidente en el que defendía a sus dos mascotas del ataque de un perro de raza Pitbull, en la ciclovía de la carrera novena con calle 146, al norte de Bogotá. 

Salgado era trabajadora del área administrativa del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), y en medio del incidente se desvaneció ante la mirada de su hija de 9 años, y un amigo, quien intentaba controlar al canino.

De acuerdo con José Luis Salgado, hermano de la mujer, ella sufrió un paro respiratorio luego de broncoaspirar con un alimento.

Esta versión se la confirmó el médico de la Clínica El Bosque, donde fue trasladada, tras negar que se tratara de un infarto como se informó inicialmente.


”En su afán de defender a su perrito chiquito ella se volteó y los rescató de las garras del perro –pitbull- y lo lanzó a otro lado. En ese momento, ella iba comiendo un alimento y, al parecer, le causó el paro respiratorio. El médico dijo que ya había llegado sin signos vitales. La Policía se tardó en llegar como 20 minutos y la ambulancia nunca llegó al lugar”, le dijo a Citynoticias José Luis Salgado.

Otra víctima de esta tragedia es la hija de Lilia Helena. La niña, quien fue testigo de todo el incidente, intentó reanimarla cuando vio a su mamá en el suelo sin poder respirar.

Según Fabiola Rosas, cuñada de la víctima, los compañeros de su lugar de trabajo también se encuentran consternados. “Era una mujer muy jovial, muy compañerista”, dijo.

Lilia Helena era la menor de tres hermanos. Según José Luis, la familia del joven que llevaba el perro sin bozal, le dijo que el muchacho del susto había escapado del lugar.