• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Momentos bochornosos del beisbol

El lanzador de los Medias Rojas de Boston Bronson Arroyo reacciona sorprendido tras perder la pelota gracias a un manotazo de Álex Rodríguez/ Foto: El Nuevo Día

El lanzador de los Medias Rojas de Boston Bronson Arroyo reacciona sorprendido tras perder la pelota gracias a un manotazo de Álex Rodríguez/ Foto: El Nuevo Día

Un recuento de jugadas que quedaron grabadas, incluyendo algunos intentos de peloteros famosos por hacer trampa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por un lado están los llamados 'bloopers', pero en el béisbol ha habido otras instancias que han quedado grabadas por lo vergonzosas que fueron, o porque uno que otro jugador fue cogido en pleno intento de hacer trampa.

Uno de ellos fue cuando el entonces tercera base de los Yankees de Nueva York, hoy día bateador designado Alex Rodríguez, bateó un machucón en el sexto juego de la serie de campeoanto de la Liga Americana ante los Medias Rojas de Boston en el 2004, y cuando el lanzador Bronson Arroyo recogió la pelota y corrió hacia la línea de primera para darle el out, el corredor le tumbó la pelota de un manotazo.

El entonces dirigente de Boston, Terry Francona protestó la jugada y luego de varios minutos fue revertida.


Otro momento bochornoso fue durante el segundo partido de la Serie Mundial de 2000 entre los Yankees y los Mets de Nueva York, la llamada 'Serie del Subway', en la que el serpentinero de los Yankees, Roger Clemens le tiró con un pedazo de bate a Mike Piazza, receptor de los Mets, luego de que bateara de foul y se partiera su madero. Un pedazo del mismo fue a parar al montículo y Clemens reaccionó de esa manera, provocando la reacción de Piazza y que además se vaciaran los bancos en el terreno.

También es recordado el momento en que el lanzador de los Mellizos de Minnesota, Joe Niekro fue sorprendido con una lima de uñas que sacó de su bolsillo posterior del pantalón y tiró al terreno en un intento de que los árbitros no se percataran. Su esfuerzo fue en vano.

Un instante que fue bastante gracioso, aunque no para el dirigente de los Gigantes de San Francisco, Felipe Alou, fue el famoso corrido de bases del panameño Rubén Rivera, quien luego de vacilar en la intermedia finalmente se lanzó en carrera hacia tercera y hasta el plato, para ser fusilado en un juego contra Arizona.

Otro momento memorable por una dudosa e histórica jugada fue cuando Reggie Jackson, otrora Yankee, se interpuso en un disparo a la inicial mientras él se aprestaba a correr hacia la intermedia, en el cuarto partido de la Serie Mundial de 1978 ante los Dodgers de Los Ángeles. Bill Russell tiró a primera base en un intento de completar una doble jugada, pero que Jackson no hizo el mínimo esfuerzo por salirse del rumbo que llevaba la bola. Esta le pegó entre la cadera y la parte alta de su pierna derecha y se fue a territorio foul, permitiendo que Thurman Munson anotara.