• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Mitos y realidades de las disfunciones sexuales masculinas

Los varones también deben saber que a medida que el tiempo pasa, es muy probable que la respuesta sexual cambie en intensidad o frecuencia y esto no tiene que implicar un problema. (Thinkstock)

Los varones, por su parte, también deben saber que a medida que el tiempo pasa, es muy probable que la respuesta sexual cambie en intensidad o frecuencia y esto no tiene que implicar un problema. (Thinkstock)

No todas las fallas en el acto sexual tienen que ver con problemas orgánicos, por eso, no todas ameritan medicación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las disfunciones sexuales masculinas a menudo son malentendidas. Abundan los mitos y la desinformación sobre sus causas y tratamientos.

Un hombre puede pensar que tiene un problema, pero en realidad podría estar experimentado los efectos secundarios de un medicamento, una enfermedad,  estrés, un cambio natural en una etapa de vida o incluso situaciones de pareja, explica el doctor Edward Fankhanel, psicólogo clínico y decano del programa de piscología y Trabajo social de la de Universidad el Turabo.

Por lo anterior, es importante que en lugar de recurrir a pastillas o remedios temporales, los varones se orienten para aclarar sus dudas con información confiable y, en caso de ser necesario, recibir el tratamiento apropiado.

Fankhanel explica que lo primero que un profesional de la salud mental debe hacer cuando recibe un paciente con dudas respecto a su respuesta sexual es auscultar si padece alguna enfermedad, qué medicamentos está tomando y también evaluar si la molestia ha ocurrido siempre o se presentó repentinamente. También es necesario saber si la misma ocurre todo el tiempo o es situacional.

No confundir

Los varones, por su parte, también deben saber que a medida que el tiempo pasa, es muy probable que la respuesta sexual cambie en intensidad o frecuencia y esto no tiene que implicar un problema.

De los 17 a los 20 años, el hombre produce la mayor cantidad de testosterona en toda su vida. Por lo tanto, durante ese término  la energía sexual será mayor. Eventualmente, y dependendiendo de la producción de testosterona y otros factores, incluyendo la condición de salud y también el deseo, su comportamiento puede cambiar. Así es que si a los  20 podía tener relaciones sexuales cinco días a la semana y a los 50 no pueda mantener ese mismo ritmo no puede concluirse que tiene una dificultad.

Si el hombre tiene una relación estable, también debe evaluarse qué dinámicas pueden estar afectando la relación íntima.

“Muchos pacientes se preguntan porqué su respuesta sexual no va a la par con la de su pareja. Pero es que hay cambios en la relación y pueden haber expectativas diferentes”, indica el doctor.

 De acuerdo a su experiencia, el problema más común que lleva a los hombres a buscar una opinión médica es la disfunsión eréctil. En este caso,  “no es lo mismo que haya un trauma por una violación a que el varón  terminó una relación y está deprimido o esté enfrentando muchos problemas personales”.

En cualquier caso, si la disfunsión es causada por estresores o traumas, es posible manejarla con terapia, ya sea para disminuir los niveles de tensión, aliviar el trauma o incluso  mejorar la comunicación con la pareja.

Otro de los varios problemas que pueden enfrentar ellos es la eyaculación precoz. Esta puede ser causada por estrés cotidiano. Támbién es posible que medie una situación del pasado, por ejemplo, que en la juventud las relaciones sexuales se hayan desarrollado en medio de ajoros porque no existía la privacidad. Entonces hay que trabajar con terapia para romper esa conección psicológica y poder tener intimidad de manera más relajada, indica el doctor.