• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

“Misteriosa voz” ayudó a salvar la niña que cayó en un río de EE UU

Lily junto a sus padres en una imagen de enero pasado | Foto: El Mercurio

Lily junto a sus padres en una imagen de enero pasado | Foto: El Mercurio

"Ayúdenme, estamos aquí dentro", suplicaba a los policías una mujer desde el interior del auto volcado. Sin embargo, la conductora estaba muerta y Lily, de 18 meses y única sobreviviente, estaba inconsciente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Medios de todo el mundo divulgaron la historia de Lily Groesbeck, la niña de sólo 18 meses de edad que -en un hecho que fue calificado como milagroso- logró sobrevivir 14 horas dentro de un auto semi sumergido en un río gélido en Estados Unidos.

Todo ocurrió el viernes pasado luego de que su madre, Lynn Groesbeck (25), perdiera el control del vehículo y se saliera de la vía, cayendo al río Spanish Fork en Utah. El auto quedó volcado y la pequeña cabeza abajo en su asiento, a escasos centímetros del agua helada. Su madre, en tanto, falleció de manera instantánea.

El vehículo fue hallado por pescadores, quienes avisaron a la policía. La niña se encontraba inconsciente y en estado crítico, por lo que fue llevada directo a un hospital donde se recupera favorablemente.

Anoche los cuatro policías que salvaron a Lily relataron en una entrevista televisiva cómo se había realizado el rescate y revelaron un detalle que a algunos seguramente les pondrá los pelos de punta. "Podíamos ver a una persona en el asiento del frente y luego escuchamos una voz que nos decía: 'Ayúdenme, estamos aquí dentro'. Era claro como el día", señaló Tyler Beddoes, oficial del departamento de policía de Spanish Fork, según publicó el New York Daily News.

"Contestamos 'resista, estamos haciendo todo lo posible", agregó. Con la adrenalina a tope, los policías lograron poner el vehículo de costado y fue en ese momento en que se percataron de que la conductora estaba muerta.

"Durante dos noches me he quedado despierto tratando de entender lo que ocurrió. Todo lo que sé es que estaba ahí, todos lo escuchamos", señaló Beddoes, y añadió:

"Nos reunimos y todos escuchamos lo mismo (...) Simplemente no lo podemos entender".

El policía también se manifestó impresionado de que la pequeña Lily haya podido sobrevivir con temperaturas al borde del punto de congelación. "Es un milagro", afirmó.