• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Miss Mundo Venezuela quiere ser como Coco Chanel

La pasión por el modelaje la acompañó toda la vida | FOTO OMAR VÉLIZ

La pasión por el modelaje la acompañó toda la vida | FOTO OMAR VÉLIZ

Deborah Menicucci lloró cuando compró su primera cartera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Deborah Menicucci,  Miss Mundo Venezuela 2014, lloró  a lágrima viva el día que tuvo una cartera Chanel entre sus manos, hace ya cuatro meses, y que compró con el dinero que había ahorrado durante seis años. Es que para la reina de belleza venezolana, que estudió diseño de modas en Italia, la diseñadora francesa Coco Channel es su inspiración.

“Toda la vida he admirado a Coco Chanel, es  la señora de la moda  que en su época supo buscarle la vuelta a la moda femenina y darle igualdad y equilibrio con la masculina. Mi sueño era reunir dinero para comprarme una cartera Chanel y cuando lo logré, con mis ahorros desde  los 17 años me puse a llorar de la emoción.  Nací en una zona muy humilde en Venezuela y tener una preciosidad como esa era un imposible para mí. Por eso cuando la tuve en mis manos dije  ‘Dios mío los sueños sí se cumplen’”, reveló la joven de 23 años.

La preparación de la modelo estuvo a cargo de la entrenadora de reinas de belleza Grace Fontecha.

 “Grace es fabulosa, especial, me enseñó cosas de las que no me había percatado, como ciertas morisquetas que hacía. Los cambios que ella logró en mí fueron particulares.  Tiene un método especial porque habla desde el corazón. Lo demás fueron clases rutinarias y evaluación en puntualidad, valores, educación y compromiso con la organización”.

Deborah es hija de madre venezolana, la modelo Soraya Ansola, y del italiano Fabio Menicucci, quien se dedica a la confección de calzado, y tiene un hermano de cinco años.  Vivió diez años en la Toscana en Italia  con su familia  done  se formó como diseñadora. “En Italia tuvimos dificultades económicas y regresamos  a Venezuela, pero por los problemas que están pasando se volvieron a Italia. Yo, como buena venezolana, me quedé porque creo que  se puede salir adelante, lo que necesitamos es  gente que confíe en que el país puede estar mejor”.